Guillermo y Harry de Inglaterra, de caza en España

Los hijos de Carlos Inglaterra llegaron a España en aviones separados y se reunieron en la finca 'La Garganta' (Ciudad Real), propiedad del duque de Westminster, Lord Gerald Cavendish Grosvenor

por hola.com

VER GALERÍA  


Guillermo y Harry de Inglaterra han estado estos días en España. ¿El motivo? Pasar un fin de semana realizando una de sus grandes aficiones: la caza. Los hijos del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales han elegido la finca "La Garganta", propiedad del duque de Westminster, Lord Gerald Cavendish Grosvenor, para cambiar de aires y desconectar de su agenda.

De acuerdo con la edición digital del Daily Mail, los hermanos fueron invitados a cazar jabalíes y ciervos en esta gran finca, que ya han visitado en más de una ocasión, ubicada en la provincia de Ciudad Real y muy próxima al pueblo cordobés de La Conquista. Según la prensa británica, Guillermo y Harry llegaron al sur de España en aviones separados el pasado jueves, acompañados de otros amigos y de los policías encargados de su protección. La gran ausente ha sido la duquesa de Cambridge, que ha preferido quedarse en Londres con el príncipe George, tras regresar de unas vacaciones en el Caribe.

En contra de la caza ilegal
La cacería se produjo un día antes de la difusión de un vídeo donde Guillermo y su padre, el príncipe Carlos, instan a combatir la caza y el comercio ilegal de animales en peligro de extinción, como rinocerontes y tigres.

En el vídeo, padre e hijo, vestidos con traje y sentados uno junto al otro en el palacio de Clarence House, dicen unas palabras en diferentes idiomas, como español, mandarín, árabe, vietnamita y suahili, para llegar a una audiencia lo más amplia posible. “Nos hemos unido, como padre e hijo, para sumar nuestras voces al creciente esfuerzo global para combatir el comercio ilegal de animales, un comercio que ha alcanzado tales niveles de matanzas y violencia que plantea ahora una amenaza no solo para la supervivencia de algunas de las especies más atesoradas del mundo, sino también para la estabilidad política y económica de muchas zonas del mundo”, afirman en el comunicado.

El llamamiento del príncipe de Gales, heredero al trono, y el duque de Cambridge se divulga en vísperas de que empiece en Londres el congreso internacional “Comercio ilegal de animales”, auspiciado por el Gobierno contra la caza ilegal. Guillermo participará además la semana próxima en una conferencia organizada por el Gobierno británico para luchar contra esa práctica.

Aunque la cacería en la finca española, a la que suelen acudir regularmente, está aparentemente dentro de la legalidad, podría socavar la imagen del príncipe como defensor de los animales. Un portavoz de la familia real señaló que "el duque de Cambridge ha sido durante años un apasionado defensor de la vida silvestre en peligro de extinción y ha hecho muchas campañas para ayudar a parar la caza ilegal para obtener cuernos de rinoceronte y colmillos de elefante". "Su historial en este área habla por sí mismo", afirmó la fuente.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie