Una boda familiar, una exclusiva gala benéfica... El príncipe Harry, el invitado más solicitado

Tras el enlace de su primo Alexander Fellowes, compartió velada con las princesas Beatriz y Eugenia, Zara Phillips, que lució su avanzado embarazo, y Pippa Middleton, que acudió con su novio, Nico Jackson

por hola.com

VER GALERÍA


A pesar de que su relación con Cressida Bonas parece ser cada día más estable, el príncipe Harry sigue siendo el 'soltero de oro' que levanta pasiones allá a donde va. Esta semana, el hijo menor de Carlos de Inglaterra ha tenido una agenda de compromisos de lo más apretada, empezando por la boda de su primo Alexander Fellowes, sobrino de la fallecida Diana de Gales, y terminando este fin de semana en una exclusiva fiesta de la alta sociedad británica. 

Harry no quiso perderse el enlace de su primo, que contrajo matrimonio con la bella Alexandra Finlay, y llegó a la capilla St Mary Undercroft, ubicada en el Palacio de Westminster, acompañado de su prima Celia Mccorquodale, que eligió para este día tan señalado un vestido de estampado floral, que combinó con una chaqueta de color marfil y una rosa blanca en el pelo. La anécdota del enlace, que tuvo lugar en la capilla St Mary Undercroft, ubicada en el Palacio de Westminster, fue la presencia de un típico autobús londinense de color rojo y dos pisos, que sirvió de transporte para los invitados y en el que además de charlar animadamente también disfrutaron de un aperitivo y champán.

VER GALERÍA

 
Para dar el 'sí, quiero', la novia se decantó un sencillo y tradicional vestido de seda de color marfil decorado con un collar de perlas. Además, lució un romántico recogido con llamativa una diadema y llevaba un sencillo ramo de flores silvestres. El novio, que es hijo de la hermana de la princesa Diana, Lady Jane Fellowes, y Lord Robert Fellowes, eligió un elegante traje de color azul marino y corbata en los mismos tonos.

 

VER GALERÍA


Horas después, el príncipe Harry cambió de atuendo y se puso sus mejores galas para acudir como invitado de excepción a la gala benéfica Boodles Boxing Ball, que se celebró en el exclusivo hotel londinense Grosvenor House. Se trata de una cita marcada de una forma muy especial en el calendario de los miembros más jóvenes de la Familia Real británica, ya que además de los príncipes Guillermo y Harry, a las últimas ediciones no han faltado las princesas Beatriz y Eugenia, que en esta ocasión acudieron acompañadas de sus respetivos novios, Dave Clark y Jack Brooksbank.

Eso sí, ante la destacada ausencia de la Duquesa de Cambridge, que probablemente prefirió quedarse en casa con su marido cuidando de su hijo, el príncipe George, fue su hermana la que consiguió acaparar todas las miradas. Pippa Middleton estaba radiante con un original vestido de cuello halter de color negro y naranja, y desfiló ante las cámaras así de sonriente de la mano de su flamante novio, Nico Jackson, que al igual que todos los demas hombres de la velada lució esmoquin negro.

VER GALERÍA


Además de Pippa, la otra gran protagonista de la fiesta fue Zara Phillips, a la que por primera vez vimos luciendo su avanzado embarazo. La hija de la princesa Ana de Inglaterra, que no posó ante los fotógrafos junto a su marido, Mike Tindall, pero luego se reunieron en el interior, se decantó por un vestido premamá de raso en dos tonalidades de azul que dejaba al descubierto su 'tripita'. 

La noticia de su embarazo fue anunciada a principios del pasado mes de julio, un año después de que Zara y Mike se dieran el 'sí, quiero' en la iglesia de Canongate, una modesta parroquia del siglo XVII situada en la conocida avenida de Royal Mile de Edimburgo. "Gracias por todos los mensajes. Estamos muy emocionados y estoy de acuerdo con vosotros, espero que él/ella no tenga mi nariz", bromeó el futuro papá en su perfil de las redes sociales.

VER GALERÍA

 
Todos ellos compartieron velada con otros rostros conocidos de la alta sociedad británica, además de artistas y directores de cine. Así, pudimos ver al cantante James BluntGuy Ritchie y su mujer, Jacqui Ainsley, que estaba espectacular con un escotado vestido negro, el magnate Richard Branson, que coincidió con su hijo Sam y la mujer de éste, Isabella Calthorpe, que fue una de las más elegantes de la noche con un vestido blanco, la reconocida cantante británica Katherine Jenkins, la presentadora de televisión Natalie Pinkham o Kelly Brook, entre otros.

VER GALERÍA


Durante varios meses, diez jóvenes de la alta sociedad londinense se han estado preparando para subirse al 'ring' y competir por una buena causa: recaudar fondos que fueron íntegramente destinados a la fundación Starlight Children y a la Lt Dougie Dalzell MC Memorial Trust, que ayuda a los soldados que regresan de la guerra y fue creada en memoria de uno de ellos que falleció en Afganistán.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie