La Justicia francesa prohíbe la publicación de las fotos íntimas de la Duquesa de Cambridge

La revista 'Closer' deberá devolverlas en un plazo de 24 horas y detener la difusión de las mismas si no quiere enfrentarse a una multa de 10.000 euros por cada día de incumplimiento

por hola.com

 

VER GALERÍA

 

 

La Justicia francesa ha fallado a favor de los Duques de Cambridge. Un tribunal francés en Nanterre, cerca de París, obliga a la revista Closer que publicó las imágenes íntimas de la duquesa Catherine a devolver las polémicas fotografías en un plazo de 24 horas y a detener la difusión de las mismas si no quiere enfrentarse a una multa de 10.000 euros por cada día de incumplimiento. Las instantáneas, robadas mientras los Duques tomaban el sol en la piscina durante sus vacaciones en el chateau del vizconde Linley (sobrino de la reina Isabel) en Francia, han visto la luz también en publicaciones de Irlanda e Italia.

La reacción de la pareja real al enterarse de la publicación de las susodichas imágenes no se hizo esperar: mientras palacio iniciaba acciones legales contra la revista francesa, fuentes oficiales de la Casa Real británica censuraban las fotografías como "una invasión de la privacidad de una manera grotesca y totalmente injustificable" y comunicaban el disgusto de los Duques, que recibieron la noticia de su difusión con "ira e incredulidad", según un comunicado oficial de Buckingham. Pues bien, la pareja real ha consiguido su primera victoria en los tribunales tras el enorme revuelo que han levantado las fotos de la Duquesa de Cambridge en biquini sin la parte de arriba, y está en el aire otra, porque, además de esta denuncia civil, ha presentado una demanda penal.

Los Duques de Cambridge han denunciado judicialmente un "atentado contra su intimidad" y han reclamado daños y perjuicios por la publicación de las fotos, además de tratar impedir la difusión de más imágenes en otras revistas, indicó un portavoz del Palacio de St. James. Según el código penal francés, la pena puede oscilar entre una multa de 45.000 euros -o de cinco veces más en el caso de una empresa- o un año de cárcel para los acusados, la revista y los fotógrafos, cuya identidad se deconoce. El abogado de los Duques, Aurelien Hamelle, argumentó ante el tribunal que la pareja disfrutaba de una vacaciones privadas y la representante legal de la publicación, Delphine Pando, sostuvo que unas fotos en topless no escandalizan a nadie en la sociedad moderna.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie