El príncipe Guillermo revela que quiere dos hijos y la Duquesa de Cambridge muestra su instinto maternal entre rumores de embarazo

por hola.com

  

VER GALERÍA

 

Miles de escolares estaban como locos por ver y saludar en persona a sus admirados Duques de Cambridge durante su gira asiática. Y, después de horas de espera y de sofocante calor, con la idea de exprimir al máximo el encuentro, todos tenían una pregunta candente en mente: los hijos. El príncipe Guillermo reveló los planes de la pareja de aumentar la familia al confesar que quería dos hijos a un valiente que se atrevió preguntar. Corine Ackermann, de 17 años, que aguardaba a los visitantes reales con sus compañeros de colegio, dijo a la prensa: “Alguien le preguntó cuántos hijos quería tener y respondió que estaban pensando tener dos”.

Otro pequeño fan dio a la Duquesa de Cambridge un libro infantil, titulado Un beso. Su madre, Eileen Seow, explicó que también Celine Dion recibió una copia y que poco después se quedó embarazada. Cuando le preguntaron si ella había sacado el tema de los bebés a colación, respondió: "No me atreví". Pero lo cierto es que todos hablan del asunto y la anécdota y otros detalles han dado a luz al rumor del embarazo de la Duquesa de Cambridge. Que si el gesto, que si el más o menos abultado perfil, que si especiales cuidados sirven de predictor a la lupa periodística, como el hecho de que en el tórrido calor de Singapur, la pareja real decidiera tener una noche seca y renunciara al tradicional champán. Su brindis con copas de agua tenía para la prensa doble lectura: si la duquesa Catherine no estaba ya embarazada, la pareja podría estar pensando en tener un bebé. 

  

VER GALERÍA  

 

Bebé en camino o no, aumentar la familia entra en sus planes a corto-medio plazo. El príncipe Guillermo ya ha revelado que quiere dos hijos y, como se ha visto en su viaje a Singapur, la Duquesa de Cambridge comparte claramente el entusiasmo de su marido de tener familia. El instinto maternal de la duquesa Catherine salió a relucir en su vis a vis con los más pequeños. Tanto en los baños de multitudes, como en las distancias cortas durante los actos programados, la Duquesa se mostró cercana con los chavales y a su altura. Tuvo cariñosos gestos para los niños que la habían esperado durante varias horas tras las vallas, para la pequeña elegida de hacerle entrega de un ramo de flores a su llegada a Strathmore Green, en Queenstown, a la que le hizo un cumplido de su precioso collar, y para los alumnos del cercano centro Arcoíris, una escuela para niños con necesidades especiales que actualmente celebra su 20º aniversario, donde los Duques hicieron prácticas: el futuro Rey participó en una clase de educación física y la Duquesa en una clase terapéutica de arte. Veremos si esta vez el rumor sale de cuentas.

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie