El duque de Edimburgo, hospitalizado de nuevo por una infección, responde bien al tratamiento

El Palacio de Buckingham no especifica cuántos días estará ingresado, aunque sí concreta que 'probablemente permanecerá en el hospital unos días más'

por hola.com



VER GALERÍA



El duque de Edimburgo fue hospitalizado la tarde del martes 15 de agosto en un centro médico de Aberdeen (Escocia) a causa de una infección de vejiga, la misma dolencia por la que fue ingresado en junio, según ha informado el Palacio de Buckingham. Su médico privado le visitó en el castillo de Balmoral y fue él quien tomo la decisión de ingresarle, de acuerdo con la televisión pública británica, BBC.

Una portavoz de Buckingham indicó que el marido de Isabel II, de 91 años, seguirá previsiblemente hospitalizado "unos pocos días". La dolencia que sufre ahora es "una recurrencia de la infección de vejiga que tuvo en verano y ha sido ingresado en el hospital para ser examinado y para su tratamiento", indicó la portavoz de la residencia oficial de Isabel II.Las últimas informaciones que llegan procedentes del Palacio de Buckingham precisan que ' El duque de Edimburgo responde bien al tratamiento. Por el momento no se sabe cuándo será dado de alta, pero probablemente permanecerá en el hospital durante unos días más'.

El pasado lunes, el duque de Edimburgo realizó una visita oficial a la isla de Wight (sur de Inglaterra). Previamente participó junto a la reina en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, el pasado 27 de junio.

El marido de Isabel II, que durante décadas ha presumido de buena salud, ha sido hospitalizado en tres ocasiones desde diciembre de 2011. Durante la pasada Navidad permaneció tres días ingresado en Cambridge, tras ser trasladado en helicóptero desde la finca real de Sandringham debido a unos dolores en el pecho y fue sometido a una angioplastia para desbloquear una arteria coronaria.

Posteriormente, el pasado 4 de junio fue trasladado desde el Castillo de Windsor al Hospital King Edward VII de Londres debido a una infección de vejiga, lo que le obligó a perderse gran parte de las celebraciones populares por los 60 años en el trono de su esposa, entre el 2 y el 5 de junio. El duque de Edimburgo recibió el alta médica cinco días después, justo a tiempo para celebrar su 91 cumpleaños en casa. Durante el tiempo que pasó en el hospital, el esposo de Isabel II recibió la visita de numerosos miembros de la Familia Real británica, entre ellos sus nietos Guillermo y Harry de Inglaterra.

El duque de Edimburgo, que nació en la isla griega de Corfú el 10 de junio de 1921, es el consorte más longevo en la historia de la monarquía británica. El duque de Edimburgo lleva 64 años casado con la reina Isabel II, con quien tiene cuatro hijos -Carlos, Ana, Andrés y Eduardo-, ocho nietos y dos bisnietas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie