La Duquesa de Cambridge da un respiro a su agenda oficial olímpica con una velada de gala

por hola.com

VER GALERÍA

 

Pocos espacios quedan libres en la agenda oficial de la Duquesa de Cambridge debido a su presencia en un compromiso deportivo tras otro en este peculiar verano olímpico. Y con todo sacó hueco ayer, después de animar a Zara Phillips, para asistir por la tarde a otra cita ineludible. La gala de la Real Academia de las Artes reunió una larga lista de célebres invitados, incluidos el primer ministro David Cameron, el magnate de Miramax, Harvey Weinstein; el director de El discurso del Rey, Tom Hooper; la diseñadora Stella McCartney; la presentadora de radio y televisión Fearne Cotton, y la top model Lilly Cole, pero solo hubo una reina: la duquesa Catherine, que hizo acto de presencia con una elegante y sofisticada puesta en escena. A nadie importó que el vestido lavanda con volantes en el cuello de la diseñadora Roksanda Ilinci lo hubiera estrenado en su gira por Estados Unidos, a su llegada a Los Ángeles.

La Duquesa de Cambridge, experta del reciclado, repite traje todo lo que puede, pero convierte cada puesta en un estreno. Dio esta vez un nuevo y sofisticado giro con un elegante moño que dejaba totalmente al descubierto sus pendientes de oro blanco de Kiki McDomough. Cuando lo llevó el año pasado, su diseñadora, favorita también de Samantha Cameron, declaró sentirse muy orgullosa de que la esposa del príncipe Guillermo hubiera elegido una de sus creación para su primer viaje oficial al extranjero: "Es increíble que uno de mis vestidos favoritos de la colección de primavera/verano de 2011 lo lleve la Duquesa de Cambridge. Todos nosotros pensamos que ella siempre va impecable y preciosa y es un honor que elija representar la moda inglesa con un vestido mío la primera vez que visita Estados Unidos".

 

VER GALERÍA

 

La impecable puesta de ayer era para promover las industrias creativas de Gran Bretaña lo que explica la presencia de tantos artistas del mundo de la moda, de la decoración, de la comunicación… Aunque la Duquesa acudió sola, el príncipe Guillermo estuvo muy presente en la gala. El primer ministro David Cameron provocó durante su discurso las risas de sus invitados, incluida ella, al compartir una conversación que él había tenido en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos con el futuro Rey. Al parecer, durante la actuación del rapero Dizzee Rascal, el Duque de Cambridge le comentó al Primer Ministro: “No sé si usted le conoce, pero mi abuela es una gran fan de Dizzee Rascal”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie