La sorpresa de la duquesa de Cambridge al príncipe Guillermo por su cumpleaños

Acompañados del príncipe Harry y varios amigos, disfrutaron de una de sus mayores aficiones, los deportes de agua, cerca de su residencia en la isla de Anglesey (Gales)

por hola.com

VER GALERÍA


El pasado jueves, el príncipe Guillermo sopló 30 velas y, después de recibir dos 'regalos' de esos que nunca se olvidan (la herencia de su madre, la siempre recordada y querida princesa Diana, de casi 12 millones y medio de euros y una de las casas de campo de Sandringham por parte de su abuela, la reina Isabel), el fin de semana le esperaba la mejor de las sorpresas. Su esposa, la duquesa de Cambridge, conoce a su marido a la perfección y sabe que una de sus mayores aficiones son los deportes acuáticos, así que preparó dos días llenos de diversión y mucha adrenalina en los que estuvieron acompañados del príncipe Harry y varios amigos íntimos, entre los que se encontraba Thomas van Straubenzee, según informa el diario The Sun.

A pesar de las malas condiciones meteorológicas, la lluvia no dio tregua y el mar estaba revuelto, disfrutaron como niños del surf, las lanchas y diferentes juegos en las aguas cercanas a su residencia en la isla de Anglesey (Gales), donde después los duques de Cambridge ejercieron de anfitriones y ofrecieron a sus amigos una suculenta y abundante cena casera. "La mayoría de personas que cumplen 30 años y heredan 12 millones de euros, lo último que harían sería pasar un fin de semana en congelándose en el mar de Gales, pero esto fue típico de Guillermo", declaró una fuente al diario británico. Sin duda, una celebración de cumpleaños mucho más íntima y personal para estar con los suyos y desconectar.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie