Harry de Inglaterra: todo un héroe humanitario

El nieto de la reina Isabel recibió el premio Atlantic Council por su labor humanitaria en una gala en Washington

por hola.com

VER GALERÍA

 

Sus fiestas antológicas de años atrás le ganaron su fama de juerguista. Hoy poco queda de aquel: Harry de Inglaterra ha volatilizado su imagen de joven rebelde y aficionado a las salidas y ahora se le reconoce (y se le premia) por sus causas humanitarias. El nuevo Príncipe tiene la agenda llena de citas más serias, gasta esmoquin y pronuncia encendidos discursos como demostró ayer al recibir el premio Atlantic Council por su apoyo a los veteranos que resultaron heridos en guerra y por su labor junto a su hermano mayor, el Duque de Cambridge, en la Fundación Príncipe Guillermo y Príncipe Harry en una gala en Washington.

El nuevo Harry se desenvuelve igual de bien con los excombatientes que han participado en programas de rehabilitación tras sufrir importantes lesiones durante un encuentro en la residencia del embajador británico en Washington; que con el Presidente de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, (también galardonado); que con el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, que le hizo entrega del premio; que en un viaje oficial; que pronunciando un discurso en defensa de los veteranos de guerra que "han pagado un precio terrible por mantener nuestra seguridad y nuestra libertad"  a los que "lo mínimo" que se les debe es "asegurarnos que ni a ellos ni a sus familias les falte de nada en los peores momentos para que, con el tiempo, puedan recuperar la confianza y, con ella, sus vidas". Sin olvidar una mención a su hermano con quien compartía el premio. Sabe de lo que habla porque participó en una expidición al Polo Norte con miembros del Ejército británico heridos en Afganistán y porque él mismo estuvo destacado unas semanas allí. Y, como estaría dispuesto a volver y correr su suerte, nunca los abandonará.

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie