A miles de kilómetros, pero el príncipe Guillermo no olvidó su primer San Valentín de casado

por hola.com

VER GALERÍA

 

Su príncipe se encontraba a miles de kilómetros, pero no se olvidó de ella en su primer Día de los Enamorados como casados. La duquesa de Cambridge recibió flores y una tarjeta del príncipe Guillermo, que está de servicio como piloto de rescate en las lejanas islas Malvinas. La duquesa olvidó por un momento el romántico gesto de su marido para abordar una intensa jornada de trabajo. Aunque, en ausencia del príncipe, cumplía con dos nuevos compromisos en solitario, se sintió muy bien acompañada y no le faltaron infinidad de muestras de cariño en el día más romántico del año.

Una multitud de 300 entusiastas admiradores recibieron a la duquesa Catherine en su segundo acto oficial del día, tras haber visitado un bar benéfico para adictos rehabilitados. Ramos de flores, pancartas improvisadas y demostraciones de afecto de todo tipo dieron la bienvenida a la visita real, que iba a encontrarse con los jóvenes pacientes del hospital Alder Hey Children's. Se dirigió a la unidad de oncología, donde compartió un secreto con Elliot Casey, de 12 años de edad, que acaba de ser intervenido quirúrgicamente de un tumor cerebral. La duquesa le susurró en el oído el nombre de su cachorrito cocker spaniel, haciéndole prometer que no se lo podía decir nadie y el joven le dio su palabra. Su madre, Lisa, estaba sumamente impresionada por la facilidad de la duquesa para conectar con los jóvenes pacientes: "Conseguir esa complicidad instantánea con los niños es un don especial. Pienso que será buena en su trabajo".

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie