La emoción de los duques de Cambridge en el homenaje a los caídos en guerra

Es la primera vez que Catherine asiste como miembro de la familia real británica a esta señalada celebración que recuerda a todos los que perdieron la vida en los conflictos que ha vivido el mundo desde la I Guerra Mundial

por hola.com

VER GALERÍA


El Remembrance Day o Día del Recuerdo, ha sido una fecha especialmente emotiva para Inglaterra y para la familia real británica, no sólo porque han rendido homenaje a todos aquellos que dieron sus vidas por el país durante los dos grandes conflictos internacionales, sino porque este año se trataba de la primera vez que Catherine les ha acompañado como esposa del príncipe Guillermo y duquesa de Cambridge.

Luciendo en su solapa la tradicional amapola a modo de broche, una flor que crecía en los campos de batalla de Flandes y que tiene un color rojo intenso como símbolo de la sangra derramada por los caídos, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo llegaron acompañados por el príncipe Carlos, el príncipe Andrés, la princesa Ana y Guillermo de Inglaterra que visiblemente emocionados dedicaron su particular homenaje con una ofrenda floral ante el Cenotaph, el monumento dedicado a los soldados británicos caídos en guerra y pidieron dos minutos de silencio. Un tiempo que pareció eterno y durante el que probablemente el príncipe Guillermo recordaría a todos aquellos compañeros que perdió durante los conflictos en Irak y Afganistán. Desde el balcón les observaban con detalle la duquesa de Cambridge, la duquesa de Cornualles y Sophie Rhys-Jones, todas con la cabeza ligeramente inclinada y de riguroso negro con elegantes tocados (en el caso de la condesa de Wessex repitió el que llevó a la boda de Alberto y Charlene de Mónaco).

VER GALERÍA  


Soldados, marineros, pilotos... Nadie quiso perderse esta cita ineludible y como cada año fueron muchos los que asistieron a la conmemoración, que tuvo lugar a tan sólo unos pocos cientos de metros de la abadía de Westminster, donde Guillermo y Catherine se dieron el 'sí, quiero' el pasado mes de abril. Uno de los detalles que nos dejó la celebración fue la complicidad que mostraron la duquesa de Cornualles y la duquesa de Cambridge, además de una ausencia muy destacada, la del príncipe Harry, que se encuentra en Estados Unidos preparándose como piloto antes de viajar a Afganistán.

VER GALERÍA


Coincidiendo con esta celebración tan señalada, el jefe del Estado Mayor de la Defensa del Reino Unido, el general David Richards, no ha tenido más remedio que responder a las críticas procedentes del gobierno argentino que considera una "provocación" que el príncipe Guillermo haya sido destinado a las islas Malvinas como piloto de helicóptero de búsqueda y rescate entre febrero y marzo del próximo año, ya que Buenos Aires las reivindica como propias y por ellas se enfrentó en una guerra con Reino Unido. "Puedo asegurar categóricamente que no es un acto de provocación ni está pensado para serlo", declaró el general a Sky News, y añadió que un período de prácticas en ultramar es algo rutinario para un piloto de la Real Fuerza Aérea (RAF) como Guillermo.

Según indicó el ministerio de Defensa, la misión es la última fase del período de entrenamiento del hijo del príncipe Carlos, que tiene actualmente el rango de teniente de aviación en la RAF, con base en Anglesey, en el norte de Gales. Su misión coincidirá con el 30 aniversario de la guerra de las Malvinas entre el Reino Unido y Argentina, que estalló el 2 de abril de 1982, si bien el gobierno británico ha asegurado que el príncipe no participará en ningún acto conmemorativo de forma oficial.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie