Tras una noche en vela en misión de rescate, el príncipe Guillermo cumple con su agenda oficial al lado de su esposa

Los duques de Cambridge han demostrado una vez que forman un gran equipo durante la inauguración de la nueva unidad sanitaria del Hospital Royal Marsden

por hola.com

Los duques de Cambridge han inaugurado esta mañana la nueva unidad sanitaria del Hospital Royal Marsden en Surrey (suroeste de Londres), destinada a los niños enfermos de cáncer. Guillermo y Catherine, que lucía un elegante vestido gris de la diseñadora Amanda Wakeley y sus sencillos salones en tono nude de L.K. Benett, han recorrido las nuevas instalaciones creadas para el tratamiento de esta enfermedad donde el príncipe se ha reencontrado con Alice Marples, la niña que hace dos años le realizó una entrañable entrevista para la BBC.


VER GALERÍA



Según ha confirmado un portavoz del palacio de Saint James, Guillermo estaba muy emocionado por volver a ver a la pequeña Alice, que dentro de poco realizará un viaje a Estados Unidos para someterse a un nuevo tratamiento de quimioterapia, y por enseñar a su esposa el excelente trabajo que realizan los miembros de este hospital con los pacientes.

Aparte de este emotivo encuentro, el acto ha estado cargado de simbolismo al ser el Royal Marden el primer hospital que Diana de Gales visitó en su debut en solitario como princesa de Inglaterra en 1982. Además, fue su presidenta de honor desde 1989 hasta su muerte, en 1997 y ahora es Guillermo quien posee ese cargo. Por eso, y a pesar de no haber dormido en toda la noche por encontrarse en una misión de rescate como piloto de la RAF, el duque de Cambridge no podía derrochar más felicidad.


VER GALERÍA



Según los detalles de su misión divulgados hoy, el príncipe llevó a un marinero desde un barco de guerra que estaba en aguas de la isla de Man (oeste de Gran Bretaña) hasta Sandhurst (sur inglés) para que pudiera visitar a un pariente enfermo de gravedad. Después de cumplir con la misión, el príncipe regresó en helicóptero a la base de Anglesey, desde donde se trasladó rápidamente al hospital para llegar tiempo al acto.

Durante la inauguración, Catherine ha estado muy pendiente de su esposo, que ha pasado la noche en vela por motivos de trabajo, y han sido varias las muestras de cariño que le ha dedicado durante el acto. Sin duda, los duques de Cambridge forman un gran equipo y lo han vuelto a demostrar una vez más.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie