'Felipe e Isabel, retrato de un matrimonio': el libro que descubre los amores y secretos del marido de la Reina Isabel II

por hola.com

Felipe de Edimburgo, de 83 años, esposo de la reina Isabel de Inglaterra, podría haber mantenido una relación con una aristócrata 25 años más joven que él, la duquesa Sacha de Abercorn, según se cuenta en la obra de Gyles Brandreth, Felipe e Isabel, retrato de un matrimonio. "Nos sentíamos muy cerca uno de otro", ha confiado la duquesa, "pero nunca me acosté con él. Necesitaba alguien con quien compartir sus inquietudes intelectuales y nos entendíamos muy bien".

La primera vez que se les vio juntos fue en 1987: él, envuelto en una toalla, llevaba del brazo a la duquesa, en bañador, y posteriormente se les vio en la mansión de ella, en las Bahamas. La duquesa, de 58 años, ha afirmado que su relación con el Duque de Edimburgo comenzó con una conversación sobre el filósofo suizo Carl Jung, al que ambos admiraban.

Jóvenes, bellas y de la alta aristocracia
El autor de Felipe e Isabel, retrato de un matrimonio cita también en su obra a Sarah Bradford, vizcondesa de Bangor, que afirma: "Mantuve relaciones con él y la reina lo aceptó, ella cree que los hombres son así. Las mujeres que le gustan a Felipe son normalmente jóvenes, bellas y de la alta aristocracia". Brandreth ha entrevistado a Felipe en numerosas ocasiones en el pasado y éste a la pregunta de si había sido infiel a la Reina siempre ha respondido: "¿Infiel? ¡Cómo podría serlo si desde 1947 me acompaña día y noche un detective!".

También se cita en el libro a Penny Romsey, cuya amistad con Felipe provocó un escándalo. "A Felipe le gusta la compañía de mujeres inteligentes y atractivas, más jóvenes que él. Tenía amigas especiales como Penny", dice la suegra de Penny. Asimismo, Brandreth se hace eco de los rumores que hacen de Felipe un mujeriego y cuenta en el libro que el Príncipe, después de la guerra mantuvo relaciones sexuales en París con una cantante, así como una relación de una noche con dos señoritas australianas. Los peores rumores que han corrido sobre él se refieren a una relación homosexual con Valéry Giscard d’Estaing y a una multitud de hijos ilegítimos.

Por otra parte, aunque al mismo tiempo que la sociedad británica descubre la otra cara del esposo de la Reina, los periódicos británicos han hecho público en las últimas horas el gesto que la Reina ha tenido con las víctimas de la tragedia de Beslán, en Ossetia del norte (Rusia). Aunque no se precisó la cifra, sí se sabe que ésta será utilizada en los gastos médicos de los supervivientes de la tragedia, así como para darles ayuda psicológica.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie