Muere asesinado el ladrón que robó a Carlos de Inglaterra

por hola.com

El famoso ladrón italiano Renato Rinnino, que saltó a la fama en 1994 tras robar las joyas del heredero de la corona británica en su residencia de Saint James, fue asesinado -en lo que se supone un ajuste de cuentas- en su domicilio de Génova el pasado domingo.

El ladrón real, de 41 años, se encontraba en la casa de su madre cuando un desconocido le asesinó de un disparo en la nuca. El delincuente, que gozaba del régimen de libertad condicional, después de cumplir condena por diversos delitos contra la propiedad en Italia, fue protagonista de un robo histórico tras lograr introducirse a principios del año 1994 en el palacio de St. James, la que fuera hasta hace algunos meses, residencia oficial del [príncipe Carlos], en Londres.

Entre los objetos que sustrajo figuraban cinco juegos de gemelos, dos cajas de plata, cinco alfileres de corbata, seis botones de oro y un reloj, que fueron recuperados en 1998 por la policía italiana en un apartamento de Renato Rinino, al Norte de Italia.

No conocía la identidad del propietario
La Justicia italiana no pudo sin embargo procesarle por este delito, ya prescrito después de tres años.

Rinino adquirió gran popularidad tras aparecer en un programa de televisión narrando su "hazaña" a cambio de una importante suma de dinero. El delincuente explicó que había utilizado los andamios que rodeaban el palacio de Saint James para llegar hasta la ventana, por la que se introduciría hasta los aposentos del príncipe Carlos. Asimismo, en esa entrevista, el ladrón real confesó también que, en el momento, de cometer el robo desconocía la identidad del propietario. No comentó nada, sin embargo, sobre las cartas que supuestamente robó -misivas de amor entre [Carlos de Inglaterra] y Camila Parker Bowles- que, según la prensa, habrían sido devueltas a su propietario gracias a un "detalle elegante" de Renato.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie