La Reina Madre dejó grabadas diez años de conversaciones secretas

por hola.com

Después de casi 80 años de absoluto silencio, la Reina Madre, discretísima y siempre reacia a conceder entrevistas a los medios de comunicación, permitió durante la última década de su vida -falleció en marzo de 2002 a los 101 años- que se grabaran sus conversaciones secretas con Eric Anderson, gran amigo de la familia y director de Eton College, con objeto de que éstas sirvieran como base documental para escribir su biografía oficial.

Unas jugosas entrevistas en las que, según ha confirmado el rotativo inglés The Telegraph, la Reina Madre desvela sus pensamientos y sentimientos más íntimos sobre una amplia variedad de temas controvertidos: la crisis de la abdicación del rey Eduardo VIII en 1936, su opinión sobre otros miembros de la [Familia Real inglesa], su valoración de los principales políticos, así como diversos aspectos de su testamento, que ha permanecido en secreto, incluso para el ministerio de Hacienda.

No obstante, a la mayoría de los amigos de la Reina Madre, quien se jactaba de su discreción, les ha sorprendido saber que la soberana se hubiera prestado a grabar sus conversaciones secretas ya que pasó los últimos 79 años de su vida sin conceder entrevistas oficiales, a raíz de un desafortunado incidente con los medios en 1923. Realizó unos comentarios indiscretos a los periodistas cuando, a la edad de 22 años, se anunció su compromiso con el príncipe Alberto, duque de York, el segundo hijo de Jorge V. El Rey y la reina María se enfadaron y le dijeron que no volviera a dirigirse a los medios de nuevo, lo que supuso que pocos miembros de la opinión pública hayan oído su voz alguna vez.

Un material sumamente delicado
Los encuentros entre la reina Elizabeth y Sir Eric comenzaron hace una década cuando los altos funcionarios de palacio decidieron que sería buena idea que la Reina Madre, a punto de cumplir 90 años, grabara sus pensamientos para la posteridad. Isabel II, que tiene su propio diario, también apoyó la idea, como hizo finalmente, después de hacerse de rogar, la Reina Madre.

Sir Eric, extraordinariamente bien relacionado, con amigos entre la Familia Real y los altos cargos de la política, fue escogido porque gozaba del aprecio y el respeto de la Reina Madre y tenía fama de ser competente y discreto. Grabó largas horas de conversación y tomó gran cantidad de apuntes que ha entregado, escritos a máquina, a la reina Isabel II para que sean guardados en los Archivos Reales del Palacio de Windsor.

Las transcripciones de las cintas se le proporcionarán al biógrafo oficial de la Reina Madre, junto con sus cartas y sus documentos privados. Dado que la persona elegida para escribir la biografía tendrá acceso a un material sumamente delicado, el texto será previamente presentado a la Reina, que, a su vez, podrá eliminar pasajes que considere imprecisos o inapropiados.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie