Las primeras lágrimas en 50 años de reinado

por hola.com

Por primera vez en 50 años de reinado, la Reina de Inglaterra ha mostrado sus emociones. Ni durante la muerte de su padre, el rey Jorge, ni en la de su nuera, Lady Diana, ni en la de su hermana, la princesa Margarita, ni en la de la Reina Madre, ni en otras tantas tristes circunstancias vividas a lo largo de cinco décadas, permitió Isabel II que su condición de ser humano se antepusiera a la de Reina.

La Reina no pudo más
Ayer jueves, sin embargo, por primera vez, y después de depositar una pequeña cruz de madera sobre la tumba de los Caídos en la II Guerra Mundial, la Soberana de Gran Bretaña no pudo más y enjugó sus lágrimas ante las cámaras fotográficas.
Aunque el momento fue muy emotivo y la Reina tuvo, a buen seguro, muy presente que fue su madre la que presidió ese acto durante medio siglo, las lágrimas reales podrían haber venido motivadas, también, por la situación que una vez más le ha tocado vivir al frente de la Monarquía inglesa, después de que el mayordomo de lady Diana se haya decidido a contar, para asombro del mundo, la historia vivida junto a la princesa de Gales y los Windsor.

A la Soberana también le duele el corazón
A buen seguro, nunca se sabrá que fue lo que realmente provocó las lágrimas de la Reina, ni cuáles eran realmente sus pensamientos durantes esos momentos de silencio, justo antes de derramar sus primeras lágrimas (se dice, la gota que colmó el vaso), pero lo que sí se sabrá ya, y para siempre, será que a la Reina de Inglaterra también le duele el corazón y que el cierre de sus bodas de oro no tendrá, por mala fortuna, el broche de oro que todos esperaban.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie