La Princesa Máxima y la Jequesa de Catar, duelo de elegancia en Ámsterdam

La Princesa fue la anfitriona durante la visita de la Jequesa al Fondo Orange y al Centro Tecnológico de Shell en la capital holandesa

por hola.com

VER GALERÍA


Los nombres de Máxima de Holanda y la Jequesa de Catar ocupan día sí y día también los primeros puestos de las listas de las damas reales más elegantes. Su gusto a la hora de vestir, su exquisita elección de los complementos y su imagen, siempre perfecta y acorde a cada ocasión, son sólo algunos de los muchos puntos en los que estas dos 'reinas' del glamour coinciden y de los que han vuelto a dar buena muestra durante la visita de la Jequesa catarí a Holanda como Presidenta de la Fundación para la Educación, la Ciencia y Desarrollo Comunitario.

Por invitación de la Princesa Máxima, la mandataria del emirato pérsico tuvo la oportunidad de conocer de cerca el funcionamiento del Fondo Orange, una institución desde la que los Príncipes holandeses, padrinos de honor, desarrollan diversos proyectos de carácter social y cultural. La Jequesa, radiante con un conjunto de color azul y sin olvidar, eso sí, un turbante a tono como acostumbra siempre, se mostró especialmente interesada en las posibilidades financieras que el Fondo ofrece a las ONG's para poner en pie sus iniciativas y no pudo más que felicitar públicamente a la esposa del príncipe Guillermo por los grandes logros conseguidos a lo largo de los últimos años en el apoyo a la cohesión social en Holanda y en el apoyo a personas marginadas para que recuperen un lugar en la sociedad. 
 

VER GALERÍA

 
Durante la visita de la jequesa Moza Bint Nasser, se presentaron dos iniciativas nuevas del Fondo Orange. Por un lado, el Plan de Crecimiento, que ofrece cursos de formación a emprendedores sociales de modo que sus asociaciones tengan más posibilidades de consolidación y, por otro, el proyecto Oportunidades para los Jóvenes, que tiene como objeto que los jóvenes en situaciones problemáticas puedan ser asesorados por profesionales que encaucen sus trayectorias, desde el punto de vista personal, social y profesional. La Jequesa y la Heredera holandesa departieron durante varios minutos con los voluntarios de esta iniciativa, con los que se sentaron a la mesa para tomar un café y charlar distendidamente.

 

VER GALERÍA


Para esta ocasión tan especial en la que ejerció de perfecta anfitriona de la Jequesa, Máxima hizo un guiño a su nación y se decantó por un look en el que combinó los tonos naranjas con los grises. Una vez más, una nueva lección de dos mujeres que no sólo son buen ejemplo de estilo sino que han conseguido ganarse el cariño y la admiración de medio mundo. Un verdadero duelo de damas reales en Ámsterdam.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie