Máxima de Holanda, nadadora en Ámsterdam

La Princesa de Orange participó en la carrera benéfica 'Amsterdam City Swim' para recaudar fondos en la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica, que se saldó con una recaudación de 630.000 euros en donaciones

por hola.com

VER GALERÍA

 

La sonrisa de Máxima de Holanda no se borra ni debajo del agua. Ni siquiera tras casi una hora a remojo como demostró ayer durante su participación como nadadora en el evento Amsterdam City Swim en el que un total de 1.100 nadadores no profesionales recorrieron los canales de la capital holandesa. El fin de la prueba, que estuvo acompañada de un estupendo tiempo veraniego, era recaudar fondos para la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica, un objetivo que se saldó con una recaudación de 630.000 euros en donaciones. Entre los participantes se encontraban también importantes nadadores olímpicos holandeses como Saskia de Jonge o Bastiaan Lijesen.

Si bien la presencia de la Princesa en este evento de marcado carácter festivo había sido anunciada por la Casa Real, ninguno de los cientos de espectadores situados en los márgenes de los conocidos canales de Ámsterdam esperaban que la Heredera decidiera participar como nadadora y recorrer los aproximadamente 2 kilómetros en los que consistía la prueba. De hecho, los medios de comunicación holandeses subrayan lo histórico del evento, ya que hasta el momento ningún miembro de la Casa Real holandesa había participado en una competición de natación de estas características.

 

VER GALERÍA



La princesa Máxima vestía un traje de baño de neopreno de cuerpo entero, debido a las relativamente bajas temperaturas del agua de los canales en esta época del año, un gorro de natación naranja, en referencia a la Casa Orange de la que ella forma parte, y gafas de natación. La Princesa estuvo en todo momento apoyada por su marido, el príncipe Guillermo y sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, que esperaban a su madre en la meta sin parar de aplaudir y vitorear a los nadadores. Al terminar el recorrido, que la Princesa hizo en un más que estimable tiempo de 50 minutos, el príncipe Guillermo, entusiasmado, no dudó en abrazar a su mujer: "Estoy inmensamente orgulloso de mi esposa, es una auténtica deportista de élite", declaraba el Heredero. Y sus pequeñas también corrieron a sus brazos a darle su enhorabuena... El gran premio de la triunfadora.

El gesto de la princesa Máxima de participar como una nadadora más se ha convertido en las últimas horas en Holanda en trending topic de las redes sociales. "Heroína", "¡Qué fantástica princesa tenemos!" o "La mejor Princesa" son algunos de los elogios que hoy se pueden leer en innumerables cuentas de Twitter o Facebook. Un aclamado reconocimiento para seguir sonriendo.

 

VER GALERÍA


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie