Así es la nueva casa de Guillermo y Máxima de Holanda en el sur de Grecia

Los Príncipes de Orange han comprado una mansión en Kranidi, que cuenta con tres viviendas y 4.000 metros cuadrados de terreno, una gran piscina y playa y puerto de embarque privados

por hola.com

VER GALERÍA

 

Las próximas vacaciones estivales de los príncipes Guillermo y Máxima con sus hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, serán en la villa griega de estas imágenes. Los Herederos de Holanda han comprado esta mansión en Kranidi, al sur de Grecia, según informan los periódicos holandeses De Telegraaf y De Volkskrant. La nueva residencia de los Orange está situada en Doroufi, al oeste de la localidad, una zona privilegiada de Peloponeso donde tienen casas de verano personalidades importantes como Vladimir Putin o el actor Sean Connery, así como numerosos multimillonarios griegos. Los príncipes la adquirieron a comienzos de año por cuatro millones y medio de euros, según fuentes de De Volkskran.

La residencia, que cuenta con tres viviendas y 4.000 metros cuadrados de terreno, una gran piscina y playa y puerto de embarque privados, pertenecía a un conocido fotógrafo alemán, Manfred Rieker, que fue además quien la diseñó. En declaraciones al diario ya citado, el fotógrafo afirmó que no estaba autorizado para decir nada sobre el asunto, aunque no negó que se hubiera producido la venta. El Servicio de Información del Estado, por su parte, no realizará ningún comunicado oficial al respecto, pues esta adquisición "es un asunto estrictamente privado" de los Príncipes, si bien el portavoz de la Casa Real añadió que "el Primer Ministro está totalmente informado sobre la compra".





Guillermo y Máxima de Holanda son unos apasionados de la zona, que conocen desde la boda del príncipe Nicolás de Grecia con Tatiana Blatnik, celebrada en agosto de 2010 y a la que fueron invitados. El príncipe Guillermo al parecer viajó el pasado verano hasta la localidad para interesarse por varias agencias inmobiliarias, pero en cualquier caso la compra no se efectuaría hasta la venta de la residencia de Mozambique. Esta casa, que finalmente se vendió el pasado mes de enero, suscitó numerosas críticas y comentarios por parte del sector político y de la ciudadanía debido a que se trataba de un proyecto inmobiliario en plena crisis económica en el que estaban implicados multimillonarios de todo el mundo.

 

VER GALERÍA


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie