Amalia, Alexia y Ariane, tres princesas en la hípica

Las tres hijas de los príncipes de Orange asistieron con sus padres al concurso de saltos más relevante de Holanda, el Jumping Amsterdam

por hola.com

VER GALERÍA



Después de poner fin a las críticas políticas y sociales con la venta de su controvertida residencia de vacaciones en Mozambique, los príncipes Guillermo y Máxima han presidido este fin de semana el concurso ecuestre más relevante de Holanda, el Jumping Amsterdam, en el que han participado los mejores jinetes del mundo. Sin embargo, los herederos holandeses y los magníficos saltos que se vieron sobre la arena quedaron en su segundo plano al ver en las gradas a las princesas Amalia, Alexia y Ariane.


VER GALERÍA



Las hijas de los príncipes de Orange acapararon toda la atención de los fotógrafos, y suponemos que también la del público, con cada uno de sus movimientos. Guillermo y Máxima estuvieron muy pendientes de ellas durante el concurso y olvidándose por un momento del estricto protocolo se comportaron como lo haría cualquier padre y madre. Vimos a Máxima explicando a las pequeñas de la casa la clasificación de los jinetes y al heredero abrazando con ternura a su primogénita. Y entre tantas y tantas imágenes, descubrimos que a los royals holandeses les encanta la hípica y que la princesa Amalia ha heredero la expresividad de su madre. Y para ello solo hace falta ver la fotografía en la que se ve al matrimonio y sus hijas celebrando el triunfo de un participante. Amalia y Máxima tienen la misma expresión en su cara.


VER GALERÍA



El concurso seguía su curso y las tres princesas volvieron a regalarnos divertidas imágenes. Sin quitar ojo de lo que ocurría en la arena, Amalia y Alexia se comieron un bocadillo mientras que Ariene bebía un vaso de leche con cacao. Una vez más, los herederos holandeses han demostrado que son un matrimonio de lo más normal. "Probablemente no hay mucho que nos diferencie de otras familias jóvenes de padres con un gran número de responsabilidades", declararon hace un año en una entrevista concedida a la revista Margriet.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie