Máxima de Holanda también reina en Oriente

Los Orange, la reina Beatriz y los príncipes herederos, continúan su viaje oficial en Omán tras su visita de dos días a los Emiratos Árabes

por hola.com

VER GALERÍA

 

Lo que suponíamos: Máxima de Holanda reina allí donde se encuentre. No hay frontera que resista su encanto, como no hay rincón al que no llegue su sonrisa, y Oriente no ha sido la excepción. La princesa de Orange también ha cautivado en Omán por su profesionalidad, por su simpatía y por su elegancia.

El viaje oficial de la reina de Holanda y los príncipes Guillermo y Máxima a Omán comenzó en la mañana del miércoles con la bienvenida del sultán Qaboos, en el poder desde 1970, en la aeropuerto de la ciudad de Muscat, que fue seguida de una ceremonia de recibimiento en el palacio Al Alam. A continuación, los miembros la delegación real se trasladaron al Museo Beit al Zhubair, donde se celebró un almuerzo de trabajo. Los miembros de la Casa Real holandesa pudieron conocer de primera mano las características del estado omaní, como el equilibrio existente entre la tradición y el rápido desarrollo que este país ha conocido en los últimos años, la diversificación económica, la educación o el papel que juegan las mujeres en la sociedad de este estado. El programa matutino se cerró con un encuentro entre directivos holandeses y omaníes al que asistieron tanto la reina como los príncipes. El Ministro de Economía, Maxime Verhagen, aprovechó la ocasión para celebrar los excelentes resultados obtenidos por la misión económica y comercial que se desarrolla de forma paralela al viaje de Estado. La jornada del miércoles terminó con una cena de gala en el palacio del sultán Qaboos en la que, a diferencia de la tradición de estos actos, no hubo discursos sino una entrega previa de regalos entre los Jefes de Estado. La reina obsequió al sultán con una bandeja de cristal diseñada por el artista holandés Michel van Overbeeke y la princesa Máxima a los fotógrafos con su primera puesta de largo y tiara.

 

VER GALERÍA

 

Durante el jueves está prevista la visita de los Orange al puerto de Sohar, donde la delegación real participará en diversos eventos de marcado acento económico y cuyo objetivo es, sobre todo, compartir la experiencia de ambas naciones en el comercio portuario. La reina y los herederos visitarán a continuación el Museo Marítimo de Omán. Tras ello está prevista la visita al Fuerte Nakhal, donde tomará protagonismo el esfuerzo del estado omaní en pos de la conservación de su patrimonio cultural. Por la noche está programado un concierto de la Radio Kamer Filharmonie. Otra ocasión de lucimiento para la princesa Máxima. La mañana del viernes, última jornada de la visita, la familia real de Holanda visitará la Gran Mezquita de Muscat y mantendrá un encuentro informal con la comunidad holandesa en Omán antes de su vuelta a casa.

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie