Máxima de Holanda viste de flores la agenda

La Princesa de Orange inauguró junto a la Primera Dama de Rusia, Svetlana Metvedeva, una exposición floral haciendo un guiño al marco con un florido conjunto de aire ruso

por hola.com

VER GALERÍA

 

La primavera ha florecido en Holanda. Porque, aunque no marca su comienzo el calendario por cuestión de días, Máxima de Holanda la ha adelantado vistiendo de flores la agenda oficial. La Princesa de Orange inauguró junto a la Primera Dama de Rusia, Svetlana Metvedeva, una exposición floral y, haciendo un guiño al marco, lució para la ocasión un florido conjunto. Atuendo, que vistió para la ocasión con intención, para homenajear de paso a la tierra de los zares con un abrigo de inspiración rusa. No sólo el estampado (enormes flores bordadas) y los complementos (zapatos y vistosos pendientes turquesas) anunciaban el florecimiento de la nueva estación en la Corte real holandesa, también su franca sonrisa, que no abandonó a la princesa Máxima en ningún momento durante los actos conmemorativos.

La Princesa y la esposa del Presidente ruso inauguraron en la localidad de Lisse la 61ª edición de la internacionalmente famosa exposición floral Keukenhof. La Keukenhof se celebra desde 1949 gracias a la iniciativa del alcalde de Lisse y de varios floricultores y exportadores de flores. Cada año la muestra está dedicada a un tema particular. El de este año es Rusia, lo que justifica la presencia de la consorte del Jefe de Estado ruso, que se mostró encantada y maravillada con alguna de las flores. La joya de la corona de este año es una reproducción de la Catedral de San Basilio de Moscú, para la que se han usado 65.000 bulbos. Como muestra de agradecimiento a la esposa del Presidente ruso, un nuevo tipo de tulipán blanco fue bautizado con el nombre de Medvedeva. 

 

VER GALERÍA


La exposición, que lleva el título de Desde Rusia con amor, quiere descubrir a los visitantes "un país gigantesco, bello y misterioso, una nación especial con un pasado especial", según los responsables de la Keukenhof. De este modo, los paisajes de Rusia, así como sus jardines y su fauna han servido como inspiración para la muestra floral. Desde ayer hasta el próximo 16 de mayo los organizadores esperan la visita de unas 850.000 personas de todo el mundo. Debido al riguroso invierno que ha sufrido Holanda este año muchas de las flores aún no ha florecido pero se espera que en pocas semanas el parque se presente en todo su esplendor.

Desde siempre la exposición Keukenhof ha contado con el apoyo de los Orange que, a su vez, han querido compartir la belleza de este jardín de flores único en el mundo con importantes personalidades internacionales. Ya en 1972, por ejemlo, la reina Juliana y su marido, el príncipe Bernardo, celebraron sus bodas de plata en el Keukenhof. La princesa Máxima también se ha dejado seducir por los encantos de esta espectacular muestra floral acudiendo habitualmente desde su primera visita en 2001. En 2007, y con ocasión del trescientos aniversario del nacimiento del gran botánico sueco Carolus Linnaeus, la encargada de inaugurar la exposición fue Victoria de Suecia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie