Los Príncipes de Orange y sus hijas animan a los deportistas holandeses en las Olimpiadas de Invierno de Vancouver

Federico de Dinamarca y Constantino de Grecia también acudieron a apoyar a los representantes de sus respectivos países

por hola.com

VER GALERÍA

Guillermo y Máxima de Holanda han volado hasta Vancouver para acudir a las Olimpiadas de Invierno. Conocidos seguidores de los deportes blancos, los Príncipes de Orange han permitido a sus tres hijas que los acompañen y disfruten de una cita única con el deporte. Las princesas Amalia, Alexia y Ariane han sido uno de los mejores apoyos de los representantes olímpicos de su país.

Desde las gradas y animadas por sus padres dieron rienda suelta a su entusiasmo. Aplaudieron, saltaron y sin duda se convirtieron en las grandes protagonistas de la jornada. Tanto los Herederos al trono como sus hijas lucieron las correspondientes equipaciones deportivas en color naranja intenso, como dignos y orgullosos representantes de la dinastía Orange.

VER GALERÍA

Junto a ellos, contemplaba la escena divertido Constantino de Grecia. El hermano de la reina Sofía lucía un aspecto inmejorable: atrás quedaron las complicaciones cardíacas que lo llevaron a quirófano. Ahora las buenas noticias se suceden en su vida. La última gran alegría ha sido el anuncio del compromiso de su hijo el príncipe Nicolás de Grecia con Tatiana Blatnik, que probablemente contraerán matrimonio el próximo verano.

Otro representante de la realeza en los Juegos Olímpicos ha sido Federico de Dinamarca, que llegaba esta misma semana a la ciudad canadiense para apoyar a los deportistas más destacados de su país. A diferencia de Guillermo de Holanda, el Heredero al trono danés acudió solo a la cita olímpica: ni la princesa Mary ni sus dos hijos, los príncipes Christian e Isabella, lo acompañaron.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie