Fallece el príncipe Bernardo de Holanda

por hola.com

El príncipe Bernardo, el padre de la reina Beatriz de Holanda, ha fallecido hoy, a los 93 años de edad, en el Centro Médico Universitario de Utrecht. El Príncipe, diagnosticado recientemente de un cáncer terminal, fue trasladado de urgencia al hospital, a última hora de la tarde, a causa de los dolores que sufría cada vez más fuertes y del empeoramiento de su enfermedad.

La Casa Real holandesa confirmó la muerte del Príncipe en un breve comunicado publicado a las 21:30 horas. En él se informaba de que el padre de la Reina, a su llegada al hospital, pidió a los doctores que no tomaran ninguna medida médica adicional y de que "sus deseos fueron respetados". El cuerpo del príncipe Bernardo fue trasladado de la clínica a su residencia, en el Palacio de Soestdijk, sobre las 22:00 de la noche. Los miembros de la Familia Real holandesa acudieron de inmediato al Palacio para velar sus restos mortales.

El padre de la Soberana de los Países Bajos ha venido sufriendo desde su regreso de Porto Ecole (Italia) a principios de septiembre, de disnea (insuficiencia respiratoria). La insuficiencia estaba causada por un derrame pleural motivado, a su vez, por un tumor que ya no se podía operar. En 1994, el Príncipe fue intervenido de un tumor en el intestino grueso y, en el 200, de otro en el pecho.

67 años de matrimonio
La tristeza que le causó la pérdida de la Reina, después de 67 años de matrimonio -contrajeron nupcias en 1937- la pasada primavera, así como los continuos ataques de tos a los que difícilmente podía hacer frente con sus mermadas reservas físicas, afectaron terriblemente a su delicada salud en los últimos meses.

La princesa Juliana y el príncipe Bernhard de Lippe Biesterfeld se conocieron en 1936 durante los juegos Olímpicos de Alemania y el compromiso fue anunciado ese mismo año, celebrándose la boda el 7 de enero de 1937. La ceremonia civil tuvo lugar en el Ayuntamiento de La Haya; y, la religiosa, en la Gran Iglesia (San Jacobskerk), también en La Haya.

La princesa Juliana y el príncipe Bernhard tuvieron cuatro hijas: Beatriz (1938), Irene (1939), Margarita (1943) y Cristina (1947). Todas las princesas nacieron en el palacio de Soestdijk menos Margriet, que nació en Ottawa, Canadá, durante la guerra.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie