Cena de gala en el Palacio Real en honor del Presidente de México

Probablemente, será la última que presida don Juan Carlos como Rey de España

por hola.com

VER GALERÍA

 

Una semana después de anunciar su abdicación, el Rey afronta los últimos días de su reinado inmerso en una intensa agenda institucional, que ha arrancado como anfitrión del presidente de México, Enrique Peña Nieto, en una visita de Estado de gran calado por los vínculos de España con este país. Tras ser recibidos esta mañana con una protocolaria bienvenida y almorzar en el Palacio de la Zarzuela, el mandatario mexicano y su esposa, Angélica Rivera, han sido los invitados de don Juan Carlos y doña Sofía en el Palacio Real de Madrid.

 

VER GALERÍA



Sus salones volvieron a engalanarse para celebrar la que será, probablemente, su última cena de gala como Rey de España, por lo que ha estado cargada de simbolismo. Acompañados en todo momento de los Príncipes de Asturias, los soberanos pusieron así el broche de oro a la primera jornada de su visita de dos días a nuestro país. Un broche en el que las que más resplandecieron fueron las damas, que vistieron para la ocasión, majestuosas, de largo, y con tiara en el caso de doña Sofía y la princesa Letizia. La Princesa de Asturias llevó la tiara floral de diamantes, compuesta por cinco flores -dos exactamente del mismo tamaño, en los lados, y una central, mucho mayor, a modo de corona- con su tallo y sus hojas a distinto tamaño. La Reina llevaba la diadema de las flores de lis, fabricada en platino con incontables diamantes engastados sobre mil granos, su diseño (inicialmente fue una “coronette”) se basa en las flores de lis, emblema heráldico de los Borbones unidas por roleos y hojas vegetales de diamantes y ondas decrecientes, todo ello de excepcional valor.

 

VER GALERÍA



Las tres se decantaron por las tonalidades oscuras: la Reina eligió para la ocasión un conjunto de top de paillettes en tonos verdosos y falda, mientras que doña Letizia repitió look y lució el mismo vestido y tiara que llevó en la cena previa a la coronación de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda en abril del año pasado. La futura reina de España confió en su diseñador de cabecera, Felipe Varela, y brilló con un vestido en seda y encaje de chantilly negro, bordado con flores azabache negras. El pelo, con un romántico recogido decorado con la tiara floral. Por su parte, la primera dama de México, Angélica Rivera, prefirió decantarse por un favorecedor vestido de paillettes azules y mangas de encaje.

El presidente Peña Nieto lucía el collar de la Orden de Isabel la Católica que le había impuesto el Rey esa mañana, quien a su vez llevaba el Toisón de Oro, al igual que el Príncipe. Además, ambos exhibían sendas insignias de la Orden del Águila Azteca, la máxima condecoración que México concede a un extranjero. Durante la cena, se sirvió un menú compuesto por una sopa fría de tomates verdes con ventresca y salmón, una merluza a la plancha con vinagreta de hortalizas y, de postre, costrada de hojaldre relleno de chocolate y helado de vainilla.

 

 

En su discurso, don Juan Carlos destacó el "especial y permanente compromiso con la Comunidad y las Cumbres Iberoamericanas" que ha tenido la Corona española. "A ello ha respondido, igualmente, la continuada asistencia del Príncipe de Asturias a las tomas de posesión de los mandatarios iberoamericanos y sus numerosas visitas a la región. En todas estas ocasiones, el Príncipe ha llevado siempre a los pueblos iberoamericanos el hondo afecto y la solidaridad de España. Sé bien que conocéis su cariño a México y su firme compromiso con toda Iberoamérica", dijo el Rey antes de concluir su intervención.

 

VER GALERÍA

 

Los Reyes acudirán el martes por la noche al último acto oficial de la visita de Estado de Peña Nieto, una recepción ofrecida por el mandatario mexicano en su honor en el Palacio de El Pardo. Antes, a primera hora de la mañana, doña Sofía acompañará a la primera dama en una visita al servicio de nefrología del Hospital Universitario La Paz. 

 

VER GALERÍA



Para esta semana los Reyes tienen una agenda muy cargada de actos oficiales, los últimos del reinado de Juan Carlos I. El martes, el monarca presidirá una reunión del patronato de la fundación COTEC y entre el miércoles y el jueves celebrará tres audiencias en Zarzuela, además de presidir, el viernes, el acto conmemorativo de una asociación de ejecutivos retirados. La Reina también acudirá el miércoles a la reunión del patronato de la fundación Mujeres por África, el jueves clausurará el curso académico de la Escuela Superior de Música Reina Sofía y el viernes entregará las becas de ampliación de estudios de las Juventudes Musicales de Madrid.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie