La Reina dedica el premio 'Path to Peace' a España, 'país al que estoy orgullosa de representar'

Doña Sofía recibió el galardón, que se concede a personalidades internacionales que han destacado por su compromiso y dedicación en el cuidado de los más necesitados, en la sede de la ONU en Nueva York

por hola.com

En una semana histórica para la Familia Real española tras el anuncio de abdicación del rey don Juan Carlos, la Reina ha recibido el premio 'Path to Peace' (Camino a la Paz) en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Al recoger este galardón, que se concede anualmente desde 1993 a personalidades internacionales que han destacado por su compromiso y dedicación en el cuidado de los más necesitados, doña Sofía afirmó que esta distinción honra también a España, "el país al que estoy orgullosa de representar".


VER GALERÍA


Al recibir la medalla en que consiste este galardón que entrega anualmente la representación de la Santa Sede ante la ONU, doña Sofía dijo que el premio supone "un gran honor".



 

En su intervención, la Reina destacó el compromiso histórico de la Iglesia católica en la consecución de "un orden mundial pacífico, basado en derechos humanos universales y el respeto por la dignidad humana". Se refirió en concreto al pensador español Francisco de Vitoria (1483-1546), un dominico que fue "el padre del derecho internacional moderno" junto con otros miembros de la llamada Escuela de Salamanca, y del que hay un monumento en la propia ONU.

 


VER GALERÍA


Doña Sofía señaló que, siguiendo esta trayectoria, "podemos llevar la paz" a los campos de batalla, a la política y "a nuestros hechos como individuos". Especialmente, "tenemos la obligación moral de garantizar que cada niño y niña, en cualquier lugar del mundo, puede aprender en paz", para lo cual "debemos asegurar que las escuelas son y siguen siendo intocables. Las escuelas deben ser lugares sagrados", insistió. La Reina dijo que la paz "no llega porque sí, sino que "debe ser demandada, negociada e implementada cuando se necesita". "Esta es la misión de las Naciones Unidas, y no hay misión más importante en la tierra que la búsqueda de la paz", afirmó.


VER GALERÍA


La entrega del galardón, en una cena de gala en la sede de la ONU a la asistió el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, contó con la presencia del cardenal Renato Martino, creador del galardón cuando era nuncio apostólico ante la ONU. El actual nuncio, el arzobispo Francis Chulikatt, dijo que la Reina era "un ejemplo para su pueblo y para el todo el mundo" por su preocupación "por los indeseados y los marginados de nuestra sociedad". Chulikatt destacó que, junto con el Rey, la Reina han encabezado un país que se enorgullece de su brillante historia y su envidiable patrimonio".

Anteriormente, doña Sofía se entrevistó con el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. También asistió al lanzamiento en Nueva York de la fundación estadounidense del Liceo de Barcelona, de la que es presidenta de honor. Estos dos actos cerraron la visita de la reina Sofía a Nueva York, después de participar en la reunión de la Junta Ejecutiva de UNICEF y entrevistarse con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie