La infanta Elena y su hija Victoria Federica, expertas esquiadoras en Baqueira

Madre e hija viajaron al Pirineo Catalán para disfrutar de la nieve en esta época del año

por hola.com

El esquí se ha convertido, a lo largo de los años, en una tradición navideña más para la infanta Elena. La hija mayor de los Reyes es una gran aficionada a este deporte, y aprovecha para practicarlo siempre que las condiciones climáticas lo permiten. Por ello, la Infanta escogió el Pirineo Catalán como destino vacacional, y pasó una agradable jornada esquiando en compañía de su hija, Victoria Federica.

 

VER GALERÍA

 

La Infanta y su hija madrugaron para llegar pronto a las pistas de esquí de la estación leridense de Baqueira-Beret, un destino habitual para la Familia Real. Las dos protagonizaron un tierno momento en su subida en telesilla hasta lo alto de la montaña, cuando Victoria Federica apoyó la cabeza sobre el hombro de su madre, que respondió con el mismo gesto. Una vez arriba, madre e hija se lanzaron por la pista de nieve, demostrando sus dotes como esquiadoras.

Ambas vestían prendas apropiadas para protegerlas tanto del frío como de los posibles peligros del esquí. A sus monos de nieve añadieron cascos, negro en el caso de la Infanta y de un vistoso naranja en el de Victoria Federica. La infanta Elena llevaba también grandes gafas que tapaban gran parte de su cara, pero que no lograron ocultar el gesto de alegría y tranquilidad que lucía la Infanta ante la perspectiva de pasar una jornada practicando uno de sus deportes favoritos con su hija.

 

VER GALERÍA

 

La infanta Elena aprovecha al máximo el tiempo con su hija, ya que tras las vacaciones navideñas Victoria Federica tendrá que volver al internado inglés en el que estudia actualmente. La Infanta, en una reciente entrevista concedida con motivo de su cumpleaños, hablaba precisamente de la educación de Victoria y su hermano, Felipe de Marichalar: "Los veo como unos chicos más de su generación. Se esfuerzan en sus estudios, intentan desarrollar su personalidad y buscan sus propios límites, dentro del marco que les fijamos su padre y yo".

 

VER GALERÍA

 

La Infanta pone fin con estas vacaciones a un mes lleno de celebraciones. Además de las fiestas navideñas, el día 20 celebraba su 50 cumpleaños, en un día que marca el comienzo de la Navidad para la Familia Real. También a principios de diciembre hizo una escapada a Ginebra con motivo de otro cumpleaños, el de Pablo Nicolás, hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. La infanta Elena viajó en esta ocasión acompañada de su otro hijo, Felipe, y de la reina Sofía.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie