El doctor Cabanela explica que el Rey volverá a ser operado en dos meses para implantar la prótesis definitiva

por hola.com

  VER GALERÍA


Después de intervenir a don Juan Carlos, el doctor Miguel Cabanela ha comparecido ante los medios de comunicación para emitir el primer parte médico. Según ha declarado, la operación "ha sido un éxito". Junto a él se encontraba su colaborador habitual en la Clínica Mayo de Minnesota, el estadounidense Robert Trusdale. "La operación la hemos hecho los dos", ha explicado el doctor.

Cabanela ha confirmado que la operación de don Juan Carlos se ha realizado en dos tiempos, es decir, se le ha retirado la prótesis infectada, se le ha colocado una provisional y más adelante se volverá a someter a una nueva intervención con riesgo mucho menor para sustituírsela por la definitiva. El doctor ha explicado por qué ha tomado esta decisión: "Tenía una infección en el tejido periprotésico y habíamos obtenido dos gérmenes de distinta clase, "estafilococo hominis" y "propione bacterium", no enormemente virulentos. Habida cuenta que la infección mostraba una enorme cantidad de células, parecía indicado hacer la reconstrucción en dos tiempos. Eso significa que hoy le hemos colocado una prótesis provisional, que tendrá que llevar durante un período de tiempo no inferior a ocho semanas."

Cabanela ha detallado que "ha sido posible retirarle la prótesis que llevaba causando un mínimo trauma sin abrirle el fémur, lo que hace que su potencialidad para una vida más activa sea mayor. La prótesis que le hemos colocado está muy estable en cuanto a la movilidad y en cuanto a la fijación al hueso. Eso esperamos que repercuta en un mayor confort de Su Majestad, lo que le permitirá tener cierto grado de actividad. Esperamos que se tome las cosas con calma."


El doctor también ha explicado qué tratamiento seguirá don Juan Carlos en las próximas semanas antes de la segunda intervención: "Va a necesitar seis semanas de antibiótico intravenoso -no sabemos aún de qué tipo ya que depende de la sensibilidad de los gérmenes, aunque probablemente no habrá necesidad de darle antibióticos complejos-, luego descansará de antibiótico durante dos semanas y después se le colocará la prótesis definitiva. Esa operación revestirá un riesgo menor que la que hemos hecho ahora." 

El Rey, según ha adelantado el cirujano, "podrá caminar normalmente en aproximadamente seis semanas desde la segunda intervención". Ahora estará hospitalizado entre cuatro y siete días. "Se debe ir a casa cuando se sienta confortable", ha declarado el médico. "Es esencial que pase seis semanas de tratamiento antibiótico seguida de dos semanas sin antibiótico y, si los tests de laboratorio dan normales, como suele ser habitual, se puede volver a operar. Si Su Majestad estima oportuno que vengamos nosotros a hacer la segunda operación, vendremos." 

El médico ha descartado expresamente que el monarca pueda acudir el próximo 12 de octubre a los actos de celebración de la Fiesta Nacional y, por los plazos de recuperación, tampoco podrá acudir a la Cumbre Iberoamericana de Panamá, que comienza seis días más tarde. "A mí no me gustaría tampoco que, por ejemplo, se fuera a Talavera de la Reina o hiciera un viaje en coche de tres o cuatro horas", ha dicho el doctor.

"Si tiene humor para levantarse se puede levantar mañana, de hecho nos gustaría, caminando con andador o muletas", ha expresado el cirujano, y ha añadido: "Por supuesto que hará rehabilitación de brazos y piernas, pero no una agresiva. Por ejemplo, caminar en la piscina es algo que es fenomenal para este tipo de intervenciones una vez la herida esté curada."

A las 12’00 del mediodía se emitirá mañana,  y cada día a partir de ahora, el parte médico sobre el estado de don Juan Carlos. 

El pasado viernes, Rafael Spottorno, jefe de la Casa del Rey, confirmó en rueda de prensa que el monarca tenía que someterse a una nueva operación debido a una infección en la prótesis de cadera de su pierna izquierda. Desde hace algún tiempo, el soberano sufre "cierto retroceso" en la marcha de la recuperación de la movilidad, recalcó Spottorno. "Tanto el Rey como su familia sienten alivio porque conocemos la causa y porque tienen la más absoluta confianza en el equipo médico para llevar a cabo esta intervención. Se puede empezar a ver la luz al final del túnel. Ha habido preocupación y ahora hay optimismo y un cierto alivio", añadió.

Es la octava vez que don Juan Carlos pasa por el quirófano desde mayo de 2010 y la número 13 en toda su vida.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie