Los Duques de Palma ultiman su mudanza tras conocerse la fianza solicitada por la Fiscalía para Urdangarín y su socio

Coincidiendo con el anuncio de los 8,2 millones de euros de fianza para ambos, mientras la infanta Cristina acude a trabajar a La Caixa y su marido prepara su defensa, una furgoneta recoge las últimas pertenencias del matrimonio en Pedralbes bajo la tutela de la policía nacional

por hola.com

VER GALERÍA

 

Cuando se hacía pública la fianza civil solicitada por la Fiscalía para Iñaki Urdangarín, que asciende a cuatro millones de euros y a la que tendrá que hacer frente con su patrimonio, una furgoneta de mudanzas, bajo la tutela de la Policía Nacional, recogía las últimas pertenencias de los Duques de Palma y hacía los últimos traslados a su palacete de Pedralbes, que costó seis millones de euros, más 600.000 euros en reformas.

Si los Duques de Palma no entregan la cantidad de la fianza en el plazo que fije el juez Castro tendrán que presentar en el juzgado un aval bancario sobre los bienes inmuebles de su propiedad hasta cubrir la cuantía. Además de su residencia el palacete de Pedralbes, que adquirieron en 2004 y que han tenido que abandonar debido a las circunstancias, tenían tres pisos y dos garajes en Palma y otro piso más en Terrassa. Ahora viven en una casa más modesta en las afueras de Barcelona, cerca de su anterior domicilio, en régimen de alquiler.

Fianza civil
El fiscal anticorrupción Pedro Horrach solicitó ayer la cuantía de 8,2 millones de euros al juez del caso Nóos para cubrir posibles responsabilidades civiles derivadas de las condenas que le podrían imponer por este caso de corrupción a Urdangarín y a su socio. Según han informado fuentes jurídicas, la fianza que pedirá Horrach será con carácter solidario para los dos principales imputados en este caso de corrupción en torno a las actividades del Instituto Nóos. La fianza civil, que se diferencia de la penal en que no comporta el ingreso en prisión en caso de impago, tiene como objetivo garantizar que los imputados abonarán el dinero público supuestamente malversado si fueran condenados en juicio. En el escrito que se ha presentado hoy en el juzgado de Palma, el fiscal ha pedido esta fianza como medida principal, pero en caso de que no se le acepte, planteará al juez de forma subsidiaria rebajarla a una cantidad de entre los 5 y 6 millones de euros. El juez de Palma José Castro deberá ver si adopta esta medida pedida en el marco de esta causa, en la que se investiga el supuesto desvío al Instituto Nóos, presidido por Urdangarín y también por Torres, de unos 5,8 millones de euros de dinero público entre 2004 y 2007.

La vida que están haciendo mientras tanto los Duques de Palma en Barcelona es discreta. Mientras la Infanta acude diariamente a su puesto de trabajo en La Caixa, Iñaki Urdangarín prepara su defensa para el juicio que se le viene encima. Aunque no han faltado dificultades a los Duques en el último año, su amor ha salido de todas fortalecido. El matrimonio supera los problemas más unidos que nunca.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie