Iñaki Urdangarín asegura que nunca participó en la gestión ni en la contabilidad del Instituto Nóos

El marido de la infanta Cristina se ha mostrado en todo momento 'muy tranquilo' y ha respondido a todas las preguntas. Entre otras cosas, el duque de Palma ha reconocido ante el juez que el Rey le pidió en 2006 que abandonara el Instituto Nóos

por hola.com

El duque de Palma llegaba con rostro serio a primera hora del sábado al juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca para declarar como imputado en el caso Nóos, asegurando que iba a demostrar su "inocencia, honor y actividad profesional" y a "aclarar la verdad de los hechos". Durante las más de tres horas que duró su comparecencia de la mañana, Iñaki Urdangarín se mostró en todo momento "muy tranquilo" y su declaración fue "lenta y minuciosa", según informaron fuentes jurídicas. Durante las primeras horas, el marido de la infanta Cristina respondió a preguntas del magistrado sobre las diversas sociedades con las que estuvo relacionado y que sirvieron supuestamente para desviar dinero público a través del Instituto Nóos, que presidió de 2004 a 2006.

Una de las cuestiones más esperadas era la que le ha formulado el juez José Castro, que le ha preguntado si don Juan Carlos le pidió en 2006 que abandonara su trabajo en Nóos, algo a lo que Urdangarin ha contestado que sí. En aquel año, un asesor legal externo de la Casa del Rey le aconsejó que abandonara el Instituto Nóos porque desarrollaba acciones lucrativas y, al año siguiente, le recomendó que optara por buscar una actividad profesional por cuenta ajena, a ser posible fuera de España, algo que Urdangarín hizo en la primavera de 2009, cuando aceptó una oferta de la filial de Telefónica en Latinoamérica para trabajar en Estados Unidos.

Por otro lado, Iñaki Urdangarín ha señalado a Diego Torres, su socio al frente de Noós, como el último responsable de los hechos que se investigan, y ha asegurado que él no tenía capacidad para administrar ni para emitir facturas y que su papel era meramente institucional. Además, el duque ha reconocido ante el juez que incluyó a sus hijos y a su mujer, la infanta Cristina, como socios de la empresa Namaste S.L porque quería que la empresa tuviera un caracter familiar.

Urdangarín también se ha desvinculado de la gestión administrativa de un contrato entre el Govern balear y Nóos Consultoría para llevar la comunicación del equipo ciclista Illes Balears, un proyecto del que se habló en un partido de pádel en el Palacio de Marivent. Según han explicado fuentes jurídicas, en este partido participaron el duque, el expresidente balear, Jaume Matas y el ex director general, José Luis "Pepote" Ballester. Este proyecto le pareció una buena idea, según ha dicho, si bien el duque se ha desvinculado del desarrollo y administración del mismo, algo de lo que se habría encargado su exsocio Diego Torres, también imputado en esta causa. La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Urdangarin y Torres montaron un entramado societario para desviar fondos públicos del Instituto Nóos, una entidad que recibió 5,8 millones de euros entre 2004 y 2007 de varias administraciones públicas, sobre todo del Govern balear y la Generalitat valenciana.

Después de un receso de hora y media, en el que todo apunta a que acudió al palacio de Marivent para almorzar con la infanta Cristina, regresó a los juzgados de Palma para continuar con su declaración, que se está siendo muy larga ya que "se detiene en los detalles y es muy minucioso en las respuestas". 

Tras afirmar que sí era socio pero que nunca participó en la gestión ni en la contabilidad de Nóos, Urdangarín aseguró ante al juez que del resto de empresas investigadas (el bufete Tejeiro, Virtual Estrategies, Intuit, Shiriaimasu y De Goes Center for Stakeholder Management), no era accionista, ni gestor, ni conocía nada sobre sus actividades. Por tanto, se ha desvinculado de toda la operativa de este conjunto de sociedades y, en lo que respecta a Nóos Consultoría, quiso dejar claro que nunca llevó las cuentas o la fiscalidad de esta entidad y únicamente se encargó de labores de patrocinio relacionadas con el deporte, por lo que su papel era realizar gestiones en este sentido con personas que conocía. Por otro lado, en relación al papel de su mujer, la infanta Cristina, la ha exculpado y ha declarado que "tenía un papel testimonial"

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie