Los reyes y los príncipes de Asturias presiden la solemne apertura de la X Legislatura de las Cortes Generales

Destacadas ausencias de las infantas Elena y Cristina y del marido de esta, Iñaki Urdangarín

por hola.com

 

VER GALERÍA

 

La sesión de apertura de la X Legislatura de las Cortes Generales ha sido una ceremonia llena novedades. Los reyes, acompañados por los príncipes de Asturias, han presidido como siempre este solemne acto al que han asistido los diputados y senadores de todos los partidos con representación parlamentaria, a excepción de los de Amaiur y Esquerra Republicana, que han declinado la invitación. Pero esta vez, a diferencia de ceremonias pasadas, en 2008 y en 2004, las infantas Elena y Cristina no han estado presentes, ni tampoco el marido de ésta, Iñaki Urdangarín, actualmente investigado por la Justicia por presuntas actividades irregulares al frente del Instituto Noos que presidía.


VER GALERÍA



Podría decirse que es la primera cita oficial a la que no asiste el duque de Palma desde que la Casa del Rey anunciara que no participará, por el momento, en ninguna actividad de la Familia Real y afirmara que sus actividades empresariales no “parecen un comportamiento ejemplar”. El discurso de Navidad del Rey también marcó distancias al exigir “ejemplaridad” y “justicia igual para todos”; al afirmar su preocupación por "la desconfianza que parece estar extendiéndose en la opinión pública sobre algunas de nuestras instituciones”, y al subrayar que "no debemos generalizar los comportamientos individuales" ya que se puede cometer "una gran injusticia con la inmensa mayoría de servidores públicos". Distancias más largas aún por Navidad, ya que tanto el Rey como los duques de Palma no han considerado conveniente su viaje a España en estos momentos y los Urdangarín se han visto obligados a celebrar las primeras fiestas navideñas de este año en Washington y no en Zarzuela como era tradición. Tal vez en Nochevieja cuenten con la visita de la reina Sofía y la infanta Elena, que desde que estalló el caso Urdangarín no se ha dejado ver con su hermana.

Otra novedad de esta apertura ha sido que por primera vez Mariano Rajoy y todos sus ministros han ocupado el banco azul del Salón de Plenos, reservado al Gobierno. Desde sus nuevos asientos han esperado la entrada de la comitiva real. Poco antes del mediodía, precedidos por el Escuadrón de la Escolta Real, llegaban los reyes junto al príncipe Felipe y la princesa Letizia, que asiste a su segunda legislatura como princesa, a las proximidades del Congreso y eran recibidos por el nuevo presidente del Gobierno y el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), José Julio Rodríguez, en el cruce de la Carrera de San Jerónimo con la Calle Cedaceros.


VER GALERÍA



Después de recibir honores militares por el Batallón de los Tres Ejércitos, de que don Juan Carlos pasara revista a las tropas acompañado por el JEMAD, el Teniente General Jefe del Cuarto Militar de la Casa de Su Majestad y el Teniente Coronel Jefe del Batallón y de los protocolarios saludos a los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero, y a los miembros de las Mesas de ambas Cámaras, todos ellos han entrado al Palacio de la Carrera de San Jerónimo por la Puerta de los Leones, engalanada para la ocasión con un dosel con el escudo de España, y se han dirigido al hemiciclo, donde se encontraban diputados y senadores. El himno de España ha iniciado la sesión y los discursos del jefe de Estado y del presidente de la Cámara han apuntado los objetivos para la nueva legislatura. Un prolongado aplauso de los diputados y senadores ha celebrado la intervención del rey, que ha apelado reiteradas veces a la responsabilidad y a la solidaridad de los políticos para superar la situación de la crisis económica y para fortalecer la confianza en las instituciones.

Terminado el acto en el Salón de Plenos, los reyes y los príncipes han saludado en el Salón de Conferencias a los presidentes del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Una pequeña recepción durante la que se ha servido un tentempié ha cerrado la solemne apertura.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie