Felipe de Marichalar disfruta con su padre del Madrid-Barça

Al no estudiar este año en el prestigioso internado de Inglaterra, el hijo mayor de la infanta Elena y Jaime de Marichalar puede pasar más tiempo con su familia

por hola.com

VER GALERÍA


Felipe de Marichalar es un gran aficionado al deporte y ayer compartió con su padre, Jaime de Marichalar, una noche de fútbol en el estadio Santiago Bernabéu. Padre e hijo se convirtieron en los espectadores de excepción de un partido en el que el Barcelona volvió a demostrar su superioridad ante el Real Madrid con tres goles a uno.

Pero el hijo mayor de la infanta Elena y Jaime de Marichalar no fueron los únicos aficionados que se dejaron ver por las inmediaciones del estadio. La infanta Margarita, hermana del Rey Don Juan Carlos, y su hija, María Zurita también disfrutaron de este encuentro, al igual que José María Aznar y Ana Botella, Rafa Nadal, Feliciano López y Carlos Jean.

No es la primera vez que vemos a Jaime de Marichalar en el fútbol con su hijo. En 2009, Marichalar llevó a Felipe al Nuevo Estadio Los Pajaritos de Soria para ver un partido entre el Real Madrid y el Numancia, un dato por el que deducimos que el nieto mayor de los Reyes es madridista. Si estamos en lo cierto, anoche se llevaría un "gran disgusto" porque los de Guardiola desbancaron a los de Mourinho como líderes de Liga. 

Al no estudiar este año en el prestigioso internado de Reino Unido en el que el año pasado cursó 1º de E.S.O., Felipe puede pasar más tiempo con su familia y son más frecuentes sus apariciones públicas. Así, el pasado 12 de octubre se convirtió en uno de los protagonistas de las celebraciones del Día de la Hispanidad y es probable que la próxima vez que le veamos junto a su padre sea en la Cabalgata de los Reyes Magos. Desde que se hizo oficial el divorcio entre la infanta Elena y Jaime de Marichalar en 2009, Felipe y Victoria suelen pasar la primera parte de la Navidad con su madre y la llegada del año nuevo y los Reyes con su padre.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie