La emoción de la reina Sofía en su visita a Haití: 'Es un país especial para mí... los haitianos llegan al corazón'

La monarca se encuentra en el país caribeño para apoyar diversos proyectos de cooperación

by hola.com

Doña Sofía llegó el viernes a Haití en una visita de cooperación que durará tres días durante los que la monarca ha querido conocer de primera mano los proyectos que contribuirán a mejorar diferentes aspectos del país caribeño, como la situación de la vivienda, la educación y las infraestructuras, muy dañadas durante el terremoto que azotó el país en 2010. Esta es la tercera vez que doña Sofía viaja a Haití, tras su última visita en enero de 2009, un año antes del seísmo de cuyos efectos el país todavía se está recuperando.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
A su llegada al aeropuerto Toussaint Louverture de Puerto Príncipe, capital de Haití, la reina fue recibida por su presidente, Michel Martelly, que el pasado mes de julio visitó oficialmente España, y más tarde recibió a la colonia española residente en el país. 
Una niña nativa recibe con un ramo de flores a la reina de España, que agradece el detalle con una enorme sonrisa en la cara. 
Durante la recepción con españoles que tuvo lugar tras su llegada, la reina Sofía destacó la "entrega incondicional" de España en favor de Haití y resaltó el compromiso de los "cientos de españoles que viven y trabajan" en el país caribeño, al que entregan "lo mejor de su juventud y de su capacidad profesional" en favor de los haitianos. En la imagen, la monarca saludó a un grupo de monjas españolas que trabajan en el país caribeño. 
Sobre estas líneas, la monarca saluda a un policía español que desarrolla su labor en Haití para Naciones Unidas. Tras la recepción, Doña Sofía asistió a una cena ofrecida en su honor por el jefe del Estado y en su discurso recordó su primer viaje al país, en 2009, y rememoró la huella que le dejó: "Haití es un país especial para mí. Realicé una visita hace algo más de dos años, y le puedo asegurar que los haitianos llegan al corazón". 
Durante su visita, Doña Sofía se ha acercado a conocer el proyecto de los hermanos salesianos y la Fundación Rinaldi para la construcción de una escuela y un centro polivalente, Este proyecto no sólo tiene como finalidad la reconstrucción de las instalaciones escolares que se destruyeron tras el terremoto sino ampliar y mejorar las infraestructuras educativas creando nuevos espacios para la comunidad. En la imagen, la monarca corta el lazo en la inauguración del proyecto de la escuela de San Juan Bosco en Gressier, Haiti

 
La jornada del sábado concentró visitas a proyectos concretos de cooperación, que comenzaron con un traslado en helicóptero hasta Titanyen, unos 30 kilómetros al norte de Puerto Príncipe, localidad en la que la reina y Martelly comprobaron al detalle el estado de las obras de construcción de una planta de tratamiento de agua de bajo coste que, cuando esté finalizada, será la más grande del país. 
Durante su visita al centro de las Hermanas de la Caridad, en el suburbio de Cite Soleil, en Puerto Príncipe, la reina Sofía charló con algunos niños regalándonos imágenes tan tiernas como ésta.
 
La reina también ha acudido al lugar donde las Hermanas de la Caridad desarrollan su trabajo en favor de la población más desfavorecida en el degradado suburbio de Cité Soleil, donde disponen de un centro polivalente asistencial que incluye atención sanitaria, nutrición, talleres de promoción de la mujer, comedores escolares, colegios y actividades de formación.
 
Doña Sofía se ha mostrado especialmente atenta y cariñosa con los niños durante esta visita, agradeciendo cada muestra de afecto que éstos le han profesado. 

Esta es la tercera vez que doña Sofía viaja a Haití, tras su última visita en enero de 2009, un año antes del seísmo de cuyos efectos el país todavía se está recuperando. De ahí la importancia de los gestos de cariño y apoyo a sus habitantes, algo que la reina Sofía ha entendido perfectamente y ha intentado transmitir durante su viaje. En la imagen, la monarca recibe un tierno beso de una niña haitiana.

 
La monarca ha podido comprobar la evolución de varios trabajos para la edificación de 1.500 viviendas y la reconstrucción de la Escuela Santa Rosa de Lima en la ciudad de Léogâne, epicentro del devastador terremoto de 2010, al oeste de Puerto Príncipe. Este proyecto también cuenta con el apoyo de la Fundación Reina Sofía. Por último, la monarca ha visitado la base de la Misión de Estabilización de la ONU (MINUSTAH), que comanda desde junio el chileno Mariano Fernández. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie