'¿Dónde han dejado la carroza?' Las ocurrencias de los más pequeños arrancan una sonrisa a los príncipes de Asturias

Don Felipe y doña Letizia visitaron un Centro de Día Infantil de la Cruz Roja en Salamanca, financiado por la Fundación Hesperia, promovida por los príncipes y fruto de la herencia que estos recibieron del inversor menorquín Juan Ignacio Balada

por hola.com

Inocentes, espontáneos y ocurrentes. Los niños son así, dicen lo primero que se les viene a la mente arrancando casi siempre una sonrisa con sus divertidos comentarios. Eso es precisamente con lo que se encontraron los príncipes de Asturias durante su visita a un Centro de Día Infantil de la Cruz Roja, en Salamanca. “¿Dónde han dejado la carroza?” preguntó muy intrigado uno de los pequeños a su profesora poco antes de que la pareja real entrara en la sala, pensando claro que viven como los príncipes de los cuentos de hadas.

VER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS


“Ese es don Felipe, mira, que antes me preguntabas” le decía una de las maestras a otra niña, mientras algunos murmuraban “hay muchas cámaras” y miraban a su alrededor con asombro. Don Felipe y doña Letizia sonrieron ante los comentarios hechos con voz tímida y se interesaron por lo que hacían, agachándose para colocarse a la altura de los pequeños pupitres. Más abrumados por la expectación que había en la sala que por conocer a los príncipes, poco a poco, los escolares fueron respondiendo a las preguntas. Una vez más, don Felipe y doña Letizia protagonizaron un encuentro cercano y lleno de anécdotas, en el que sacaron su lado más tierno, no en vano sus hijas tienen aproximadamente la edad de estos niños.

VER GALERÍA


En las instalaciones, los Príncipes conocieron además todos los proyectos que Cruz Roja dirige a la infancia y a la juventud, así como el funcionamiento del centro y compartieron unos momentos con las familias que se benefician del proyecto. Una iniciativa financiado con fondos de la Fundación Hesperia, promovida por los Príncipes de Asturias y fruto de la herencia que estos recibieron del inversor menorquín Juan Ignacio Balada, fallecido en noviembre de 2009. Los Príncipes, que desde un principio anunciaron que donarían su parte a fines de interés social, fueron junto a los ocho nietos de los Reyes los beneficiarios del cincuenta por ciento de los bienes de Balada. Al aceptar la herencia, los Príncipes se comprometieron a cumplir con el encargo del inversor menorquín de crear una Fundación de interés general, que los Príncipes constituyeron el 29 de agosto de 2010, con el nombre de Hesperia. Los Príncipes son los presidentes de honor de la Fundación que dispuso de un patrimonio fundacional inicial cercano a los cuatro millones de euros.

Después de esta parada llena de anécdotas, se trasladaron hasta el Palacio de Congresos y Exposiciones de la capital castellanoleonesa para presidir el acto conmemorativo del 125 aniversario de la Cámara de Comercio e Industria de Salamanca, que incluye la exposición titulada "125 Años de Empresa" que reúne material cedido por el Museo del Comercio, documentación recuperada del libro conmemorativo e imágenes propias de la entidad cameral.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie