El parche del Príncipe, los juegos de la infanta Leonor...: los detalles de las vacaciones reales en Mallorca

por hola.com

 

VER GALERÍA

 

No hay que mirar con lupa para comprobar que reina la felicidad en Marivent, basta simplemente un vistazo rápido para darse cuenta. Pero nos encanta hacerlo y descubrir mil y un detalles nuevos de las vacaciones reales:

Ahora con, ahora sin parche
Detalles anecdóticos adquieren naturaleza de noticia. Uno de esos que ha contado con mayor seguimiento mediático ha sido el parche de titanio ionizado que don Felipe llevó ayer en el cuello y que suelen emplearlos los deportistas para aliviar los dolores musculares. La caja cuesta en torno a los 20 euros y cada uno dura tres días. Hoy, cuando el Príncipe de Asturias se acercó al muelle donde atraca el velero CAM para disputar la cuarta prueba de la Copa del Rey de Vela Audi MAPFRE, apareció sin él. Fin de la historia.

A ¡jugar!
Estamos viendo este verano a las Infantas, pero también a las niñas. A Leonor y Sofía, sin más: ni título, ni apellido. Formales en los momentos que así lo requieren, espontáneas en los demás. Han llenado de dulzura, inocencia y simpatía los posados fotográficos, y de juegos, de complicidad de hermanas y de amor de hijas otras ocasiones a distancia de los objetivos. La infanta Leonor, seguida de la infanta Sofía, ha hecho suya la frase A ¡jugar!, y no ha parado de corretear, brincar, hacer reír… Pura diversión.

Tras los pasos de mamá
También las infantas Leonor y Sofía pertenecen a la nueva generación de pequeñas princesas que marcan estilo y tendencia en talla mini. Para prueba, un botón: vestidos con estampado floral, marineros, camisas ibicencas, bermudas y el calzado más in. Si la Princesa de Asturias viste sus pasos de glamour y sus letizios han dejado huella en los guardarropas de muchas mujeres, la infanta Leonor con sus sandalias de flecos a la última y la infanta Sofía con sus abarcas menorquinas de colores siguen su mismo camino. Apuntan maneras.  

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie