La infanta Elena, en su papel de maestra

por hola.com
La infanta Elena llevó el uniforme de las profesoras del colegio color guinda. Las maestras van a tono con sus alumnos, cuyo uniforme también está compuesto por camisa 

Y es que doña Elena siente la misma ilusión que aquella maestra que comenzó a enseñar con veintitrés en el mismo colegio del que fue alumna, Santa María del Camino. Un momento que compartió con el periodista Tico Medina, confiándole algún que otro pensamiento sobre su futuro: "Me encanta enseñar a los niños; ver cómo se hacen mayores... Para mí, la palabra maestro quiere decir ayudar, ayudar a crecer al niño en su totalidad... Me gustaría trabajar en la investigación hacia una nueva pedagogía...Y me gusta ser profesora de Inglés porque tengo facilidad y entra de lleno dentro de mi rama de Filología".

Corría el año 1986 y la Infanta firmaba su primer contrato de trabajo como maestra, tras graduarse en Filología Inglesa. Un año de ejercicio en prácticas, que complementaría con un curso especializado en Sociología y Educación en la Universidad de Exeter, Reino Unido, y con la licenciatura en Ciencias de la Educación por la Universidad de Comillas (1993).

Desde entonces, la infanta ha recorrido un largo camino, salpicado de luces y sombras. De acontecimientos inmensamente felices, como su boda con Jaime de Marichalar (1995) o el nacimiento de sus dos hijos, Felipe Juan Froilán, el 17 de julio de 1998, y Victoria Federica, el 9 de septiembre de 2000. Pero también el de las experiencias dolorosas, como lo fue la isquemia que sufrió el Duque de Lugo en las Navidades de 2001 y la pérdida del que iba a ser su tercer hijo, en junio de 2003, después de que los Reyes de España anunciaran, en Galicia, que su primogénita estaba embarazada de tres meses.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie