Los hijos de los Duques de Palma, 'pequeños marineros' en Mallorca

por hola.com

Si el viernes la protagonista absoluta fue la pequeña Irene Urdangarín, este sábado sus tres hermanos mayores, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel han ofrecido unas simpáticas y tiernas imágenes a bordo de la lancha "Somni", desde donde, acompañados por sus padres, [los duques de Palma] y de su abuela, la [reina Sofía], han sido testigos de la penúltima regata de la Copa del Rey de Vela.

Doña Sofía, cumpliendo uno de sus mejores papeles, el de abuela y madre, disfrutó de la velada marítima con un look deportivo y cómodo, pantalones blancos y polo azul oscuro, con pañuelo en la cabeza, en compañía de sus nietos y de su hija, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. Muy atenta en todo momento a los niños, la Reina se mostró muy cariñosa con los mayores, Juan y Pablo, quienes no se despegaron de su lado. El pequeño Miguel, por su parte, más travieso e independiente, prefirió juguetear con su padre, en busca de los mimos y de la atención de su progenitor. Así se pudo ver a [Iñaki Urdangarín] en una divertida imagen en la que, entre las risas del niño, el marido de la Infanta cogió al pequeño en brazos y le puso boca abajo, haciendo las delicias de Miguel.

En una mañana sofocante y de elevadas temperaturas, aunque con viento óptimo para la navegación, los duques de Palma y sus hijos animaron desde el "Somni" al "Azur de Puig", barco que patroneaba doña Cristina en ediciones anteriores. La única que no estuvo esta vez a bordo de la lancha fue la pequeña Irene, de dos meses, cuyo primer viaje en barco lo realizó el viernes, en el yate "Fortuna". Los gestos de apoyo de la familia Urdangarín-Borbón dieron buenos resultados al equipo de la Infanta, ya que quedaron en cuarta posición en la clasificación general de su clase, IMS 500.

El Rey recién llegado de Arabia Saudí
Aunque inicialmente estaba prevista la participación del Rey en la regata del sábado, don Juan Carlos aterrizó en Palma de Mallorca ese mismo día, procedente de Riad, hasta donde se trasladó el día anterior a dar el pésame a la Familia Real de Arabia Saudí, por la muerte del rey Fahd, y mostrar sus respetos al nuevo soberano, Abdalá bin Abdelaziz. El monarca, a quien le une una estrecha amistad con los miembros de la realeza de ese país, aceptó la invitación a asistir a una cena en su honor, ofrecida por el príncipe heredero, Sultán bin Abdelaziz, por lo que el Rey decidió pasar allí la noche.

Sin embargo, el "Bribón XIII", ha vuelto a contar el domingo con don Juan Carlos, en el último día de competición, embarcación a la que no había vuelto a subirse desde el martes, debido a sus numerosos compromisos oficiales.

Don Felipe y doña Letizia
A quienes también se espera poder ver hoy es a los Príncipes de Asturias, quienes previsiblemente acompañarán a los Reyes por la noche en la entrega de trofeos de la Copa. Don Felipe y doña Letizia, quienes el pasado martes pasearon en la misma lancha en la que los duques de Palma y sus hijos, acompañados por la Reina, han disfrutado de la regata este fin de semana, se encuentran fuera de la isla desde el miércoles, en un destino no desvelado por la Casa Real, sin embargo, podrían asistir al Castillo de Bellver, donde se hará entrega de la Copa a los ganadores en lugar del Real Club Náutico de Palma, lugar donde se celebraba este acto en ediciones anteriores.

La infanta Cristina en el "Azur de Puig"
La sorpresa de la última regata de la Copa del Rey de Vela la ha dado esta mañana la infanta Cristina quien, por primera vez desde su reciente cuarta maternidad, se ha subido a bordo del "Azur de Puig", embarcación a la que animó junto con sus hijos ayer, para competir por un día. Hoy han sido su marido, Iñaki Urdangarín y sus tres hijos, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel quienes han animado a la duquesa de Palma desde el "Somni", mientras que la Reina ha elegido para esta ocasión el yate "Fortuna".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie