Cálido recibimiento de los Emperadores de Japón a los Príncipes de Asturias

por hola.com

Los Príncipes de Asturias concluyeron la primera jornada de su visita oficial a Japón asistiendo a una cena en su honor con los emperadores Akihito y Michiko en el Palacio Imperial.

Los Emperadores y la princesa Sayako, la pequeña de sus tres hijos, que contraerá matrimonio este año con un funcionario municipal de Tokio, motivo por el cual perderá sus derechos dinásticos, esperaron la llegada de los Príncipes en la entrada principal del Palacio Imperial. Un edificio de escasa apariencia palaciega, aunque rodeado por frondosos y cuidados jardines.

[Don Felipe] y [doña Letizia] llegaron puntualmente a las siete de la tarde, después de haber asistido por la mañana al VIII Foro España-Japón en la sede diplomática española de la capital nipona. Los Príncipes de Asturias aprovecharon esta ocasión para promocionar la candidatura de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos de 2012. El [príncipe Felipe] manifestó que el gran proyecto olímpico de 2012 es "fuente de gran ilusión y esperanza" para los españoles y destacó que la capital cuenta "con múltiples ventajas comparativas, pero además está volcando grandes esfuerzos en infraestructuras y equipamientos y ha generado un apoyo entusiasta en toda la sociedad española y sus instituciones".

Primer vestido pre-mamá
La Princesa, embarazada de 16 semanas, sigue sufriendo, al parecer, las molestias propias de su estado, por lo que ha viajado al país asiático acompañada de un doctor. Se le vio radiante, no obstante, durante la cena con los Emperadores a la que doña Letizia asistió luciendo lo que podría llamarse su primer vestido premamá, a juego con un abrigo rosa palo con bordados dorados en el bajo. El Príncipe de Asturias presentó a su esposa a sus anfitriones y ésta les saludó con una ceremoniosa genuflexión. En un gesto de familiaridad y poco común en el rígido protocolo japonés, la emperatriz Michiko y la princesa Sayako saludaron con un beso a sus invitados de honor.

El domingo por la tarde, tras visitar la Exposición Universal 2005 de Aichi, y como último acto de su estancia en Japón antes de regresar de nuevo a España, don Felipe y doña Letizia cenarán con el príncipe heredero Naruhito y con su esposa, la princesa Masako, en su residencia del Palacio de Akasaka, situado también en el centro de Tokio.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie