La Familia Real se prepara en Palma para la Copa del Rey de vela

por hola.com

Después de la regata Breitling, los miembros de la Casa Real hicieron un paréntesis en sus vacaciones para atender algunos compromisos fuera de la isla de Palma. Un paréntesis corto ante la proximidad de la siguiente cita náutica, la Copa del Rey, que se celebrará esta semana. Tras su viaje a Madrid, donde entregaron las medallas al mérito en el trabajo a título póstumo a las familias de las víctimas del 11-M, los Reyes han regresado a Marivent.

Paseo por el centro histórico
El [rey don Juan Carlos] se ha incorporado ya a su puesto de capitán del velero ‘Bribón’, donde se le vio entrenando para la dura prueba que se acerca. Por su parte, [la reina Sofía] aprovechó la tarde para pasear en calesa por la parte señorial de la isla. Acompañada por su hermana, la princesa Irene de Grecia, sus primos Jean y Tatiana Fruchaud y Harold Embleton, viudo de la nanny inglesa que cuidó a doña Sofía y sus hermanos cuando eran niños, la Reina disfrutó de las construcciones del centro histórico de Palma.

La infanta Cristina, en un intento de ‘escapar’ del bullicio de la isla mediterránea, viajó con su marido, [Iñaki Urdangarín], a Baqueira. Los Duques de Palma con sus tres hijos, Juan, Pablo y Miguel, estuvieron en la casa que los Reyes tienen en el Val d’Aran, reponiendo fuerzas para afrontar la Copa del Rey. La Infanta se incorporará a la tripulación del ‘Azur de Puig’, velero en el que lleva el timón.

Una agenda repleta de compromisos
Sin embargo, los que tienen las vacaciones más ajetreadas son los Príncipes de Asturias, que también han hecho una escapada a la capital. Sin hacer ningún comentario acerca de los rumores de embarazo que han inundado estos días los medios, la pareja ha regresado para la cita náutica, en la que el Príncipe competirá una vez más a bordo del ‘CAM’. Regata que será, probablemente, el final de la estancia de los Príncipes en Mallorca, ya que les esperan varios compromisos durante este mes de agosto.

Los Juegos Olímpicos de Atenas, que comienzan el día 8 de agosto, la toma de posesión del presidente de la República Dominicana a mediados de mes y la visita oficial a Panamá, a principios de septiembre, son algunos de los viajes que don Felipe y doña Letizia tienen en su agenda. Por el momento se han reunido con el resto de la familia para vivir las regatas veraniegas, el deporte preferido de los Monarcas y sus hijos.

La infanta Elena, la gran ausente
Una vez más las aguas mallorquinas serán testigo de los juegos de doña Letizia con sus sobrinos y de las conversaciones de la Princesa con la Reina. En esta ocasión, sin embargo faltarán los hijos de [la infanta Elena], con quienes la esposa del príncipe Felipe parece llevarse de maravilla. La Duquesa de Lugo, más aficionada a la hípica, ha elegido pasar unos días de descanso en los Hamptons, una zona cercana a Nueva York, con su marido y sus hijos. Ella será la única que no vivirá en directo la emoción de la Copa del Rey de vela.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie