Los Príncipes de Asturias comienzan sus vacaciones en Palma de Mallorca

por hola.com

[El príncipe Felipe] y doña Letizia ya están en Mallorca para pasar las vacaciones, junto al resto de la Familia Real. Tras su visita oficial a México, los Príncipes de Asturias viajaron a la isla para asistir al torneo Breitling, la primera regata de la temporada estival, en la que participan el [Rey don Juan Carlos], el Príncipe y la [infanta Cristina].
Don Felipe llegó antes que su esposa a Palma para incorporarse a la tripulación del velero ‘CAM’ y practicar así uno de los deportes que más le gusta. El Rey y la infanta Cristina también compiten en esta cita veraniega a bordo del ‘Bribón’ y del ‘Azur de Puig’, respectivamente. El [rey Harald de Noruega], un habitual ya de los veranos mallorquines, también forma parte de una de las tripulaciones.

Primer verano como hombre casado
La primera jornada de la copa, en la que el barco del Rey parte como favorito tras su triunfo del año anterior, fue vivida con expectación por la Reina y sus nietos a bordo de la embarcación ‘Sommi’. Froilán, Miguel, Pablo, Juan y Victoria disfrutaron, bajo la atenta mirada de su abuela, de un día de sol y deporte en alta mar. Una vez más los pequeños protagonizaron los momentos más entrañables de la jornada saludando a los barcos, mientras la Reina se preocupaba por protegerles del sol.

Tras la intensa jornada, la familia al completo se trasladó al palacio de Marivent, donde se reunieron con doña Letizia, recién llegada a Palma. La Princesa de Asturias se unió a la Reina en el ‘Sommi’ para seguir la segunda jornada de la competición. Junto a ellas, que una vez más demostraron la buena relación que las une, los maridos de las infantas, Jaime de Marichalar e Iñaki Urdangarín, y los hijos de ambos. Doña Letizia vestía de modo informal con un atuendo muy deportivo y una gorra color caqui, para protegerse del sol.

Este verano es muy especial para el príncipe Felipe ya que es el primer verano como hombre casado que pasa en Palma. Para que el matrimonio tenga un poco de intimidad, dispondrá de casa propia en la isla. Una residencia adquirida por el Gobierno balear, Son Vent, en la que los Príncipes disfrutarán de unos días de descanso.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie