La Familia Real española se divierte en el 'Fortuna'

por hola.com

Hablar de las vacaciones estivales de la Familia Real española es hablar de Mallorca, de sol, de mar y, como no, del Fortuna. Cada verano Sus Majestades los Reyes y sus tres hijos, las infantas Elena y Cristina y el príncipe Felipe, disfrutan a bordo del yate real de divertidas jornadas marineras. Este año tampoco ha sido la excepción. Los Reyes salieron ayer a navegar, acompañados por sus cinco nietos, Felipe Juan Froilán, Victoria Federica, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel.

Surcaron las aguas del Mediterráneo en la embarcación real, que fue patroneada por un marinero de excepción: el propio rey don Juan Carlos. Los niños no se separaron de su lado y no perdieron detalle de ninguno de sus movimientos en el timón, una prueba más de que los benjamines de la familia han heredado la pasión por el mar y la navegación, que ya tenía su bisabuelo, el Conde de Barcelona. Asimismo, la Reina, como es habitual cada vez que tiene a su lado a sus nietos, disfrutó plenamente de la compañía de los pequeños y de su papel de abuela, especialmente con el pequeño Miguel.

Los Duques de Palma, dos enamorados en alta mar
El Rey compaginará, desde hoy, y hasta que el próximo 25 de julio viaje a Santiago de Compostela para la inauguración de las celebraciones del Año Santo, mar y competición en la bahía de Palma, con motivo de una nueva edición de la regata Breitling, que reúne a las mejores embarcaciones del mundo, incluida el Bribón, que patroneará Su Majestad y que defenderá este año la victoria de la edición anterior.

A la espera de reunirse con el resto de la familia, la [infanta Cristina] y su esposo, Iñaki Urdangarín, fueron los primeros en desplazarse hasta Mallorca con sus tres hijos —Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel— para iniciar las vacaciones de verano. Así, la feliz familia pudo disfrutar de unas jornadas en el mar durante el pasado fin de semana.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie