La Familia Real más deportista y que mejor sabe perder

por hola.com

Los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, y su hijo, el príncipe Felipe, presidieron ayer en Valencia la entrega de premios de la IV edición del Trofeo S.M La Reina de vela, que concluyó, tal y como se esperaba, con la victoria del Banco Espirito Santo de Laureano Wizner en la categoría IMS 500 y del Retevisión de Jordi Calafat en la modalidad IMS 600.

El Espirito Santo bate un nuevo récord
Los regatistas campeones recibieron, visiblemente contentos y satisfechos por el triunfo, las felicitaciones de los Reyes y el Príncipe de Asturias, así como los galardones que les proclamaban vencedores de esta competición. Premios que, en esta jornada marinera, destilaban un doble sabor a éxito para la tripulación del Espirito Santo ya que, al hacerse con su quinto título consecutivo, esta embarcación ha establecido un nuevo récord en la historia de la vela española de alta competición y una nueva marca en el Campeonato de España de Cruceros, superando los cuatro galardones consecutivos obtenidos por el CAM, de Fernando León y Kiko Sánchez Luna, y los cuatro del Bribón -el barco en el que compite el rey don Juan Carlos.

No lograron, en la presente edición, hacerse con la victoria ninguno de los miembros de la [Familia Real española] que participaban en el Trofeo: el Rey, con el Bibrón; el [Príncipe de Asturias], con el Sirius, y la [infanta Cristina] y su marido, [Iñaki Urdangarín], con el Azur de Puig. No obstante, éste último, patroneado por Carlos Martínez, ha mejorado progresivamente su rendimiento y, aunque desbancado del segundo puesto por el italiano Giacomelli, se ha hecho con la tercera posición de la clasificación final.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie