Federico y Mary de Dinamarca llevan a sus mellizos a su viaje oficial a Australia

Los príncipes Vincent y Josephine, de diez meses, visitan por primera vez el país natal de su madre

por hola.com

VER GALERÍA

 

A la Familia Real danesa se la quiere (y mucho) en la tierra de la princesa Mary. Lo volvimos a comprobar ayer durante la calurosa bienvenida que los australianos brindaron a los herederos en el primer día de su segunda visita oficial: los príncipes fueron recibidos en Australia entre los gritos de júbilo de cientos de personas que se acercaron a la exposición Esculturas junto al mar en la playa de Bondi en Sídney. Y una vez más también volvimos a comprobar que el cariño es mutuo: allí Federico y Mary de Dinamarca demostraron que se sienten como en casa. Porque allí nació la princesa, porque allí se enamoraron en los Juegos Olímpicos de 2000, porque allí disfrutan del calor familiar en cada visita al hogar Donaldson y porque allí aflora lo mejor de ellos como futuros reyes de la Corona danesa. Así fue también ayer. La pareja carrespondió a tanto afecto derrochando simpatía y, como deferencia, presentando en público a sus mellizos los príncipes Vincent y Josephine, de diez meses, que visitan por primera vez el país. Esta vez sus hermanos mayores, los príncipes Christian e Isabella, se quedaron en Dinamarca.

Saludos, sonrisas y hasta consejos acerca de la maternidad arrancaron a la princesa sus admiradores en su primer encuentro. "Sincronización y organización" respondió a una mujer que le preguntó en público una receta en caso de tener gemelos. La primera jornada en Sídney incluyó también la inauguración de una muestra de iniciativas danesas y australianas para el desarrollo sostenible urbano, un almuerzo con empresarios de ambos países y una reunión con la gobernadora general de Australia, Quentin Bryce, y su esposo, Michael. Acto en el que los príncipes Federico y Mary mostraron a sus mellizos (permanecieron el resto del día con la niñera) con los primeros regalos recibidos en Australia: un pequeño koala de peluche para ella y un pequeño canguro para él.

 

VER GALERÍA




La debilidad de Australia por nuestra Mary, como la llaman, sobresalió en cada acto y en cada intervención: "Dinamarca le ha dado mucho a Australia: una buena amistad, buenas relaciones de negocios centradas en la solución de problemas climáticos. ¿Pero qué ha recibido Dinamarca a cambio? Una auténtica mujer australiana que ahora es la princesa heredera danesa. ¿Qué más puede pedir Dinamarca?", dijo el alcalde Sídney, Clover More, en su discurso lo que provocó las sonrisas de los asistentes. Otro momento digno de mención y sonrisa se produjo cuando los príncipes se subieron a dos de las bicicletas estáticas instaladas en el recinto para generar la energía suficiente para producir dos smoothies de frutas. La princesa Mary volvió a hacer gala de su sencillez y espontaneidad cuando aprovechó un descanso para pedir un perrito caliente en un carrito traído desde Dinamarca, donde son muy populares, a Sídney con motivo de la visita. La idea de la princesa fue seguida luego por todo el cortejo de seguridad australiano que acompañó a los visitantes reales.

 

VER GALERÍA



Los herederos continuarán hoy la visita en Sídney, donde abrirán una iniciativa de promoción cultural y empresarial de Dinamarca como país "verde", se reunirán con el gobernador de Nueva Gales del Sur, almorzarán con una delegación de empresarios y visitarán varias compañías. Mañana, seguirán viaje a Canberra, donde se reunirán con la primera ministra, Julia Gillard, y luego continuarán a Melbourne, última parada de la visita, que se cerrará el sábado. Pero Australia no se quedará sin su princesa. El príncipe Federico volará de allí a Vietnam, donde participará con una delegación empresarial danesa en la celebración de los cuarenta años de las relaciones diplomáticas entre Dinamarca y Vietnam, mientras la princesa Mary se quedará con los mellizos en Australia y, cuando el príncipe Federico regrese el 1 de diciembre, la familia continuará su viaje a Tasmania y su capital, Hobarth, ciudad natal de la princesa. Pero esa es otra noticia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie