Los mellizos de los príncipes Federico y Mary protagonizan el posado estival de la familia real danesa

por hola.com

Una de las imágenes más esperadas del verano ha llegado. El palacio de Gråsten ha sido un año más escenario de la instantánea más familiar para los daneses: la reina Margarita y su esposo, junto a sus hijos y nietos se sentaron en la escalinata y los jardines del citado edificio para protagonizar la tradicional estampa veraniega. Una foto que en esta edición contaba con dos “invitados” más, los mellizos de los príncipes Mary y Federico que debutaban en esta reunión estival y también la hermana de la soberana, la princesa Benedikta. Esta foto es bien diferente a la del año pasado en la que faltaban no sólo los mellizos claro, sino también los hijos mayores del príncipe Joaquín que estaban de vacaciones con su madre, la condesa Alejandra.

VER GALERÍA


A sus seis meses, Vincent y Josephine acapararon todas las miradas durante la sesión ya que hacía un tiempo que no se les veía e hicieron las delicias, no sólo de sus padres, sino de sus abuelos que no dudaron en cogerles en brazos para una de las fotos. La princesa Mary cuida hasta el último detalle de sus niños lo que quedó patente en la elección de vestuario: Josephine y su hermana mayor Isabella llevaban el mismo vestido blanco rematado en tres líneas azul cielo. Christian e Isabella ejercieron de hermanos mayores haciendo alguna que otra carantoña a los bebés, aunque con quienes mejor se lo pasaron fue con sus primos Nicolás y Félix. Los hijos de los príncipes Joaquín y Marie también estuvieron muy pendientes del pequeño Henrik, su hermano, de poco más de dos años. Todos corrieron por los jardines y jugaron para pasar el rato entre foto y foto.

VER GALERÍA


Quienes disfrutaron al máximo estos momentos fueron la reina Margarita y el príncipe Henrik, encantados de tener a todos reunidos por unos días (después cada uno emprende rumbos diferentes), que en todo momento actuaron como dos solícitos abuelos. Cogiendo de la mano a los niños para ayudarles a bajar las escaleras, dándoles besos y haciéndoles caricias a los bebés nos dejaron las instantáneas más tiernas de esta tarde de verano.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie