Félix y Nicolás de Dinamarca, dos intrépidos aventureros en una jornada de actividades infantiles en Copenhague

Los hijos del príncipe Joaquín y de la condesa Alejandra disfrutaron de un día de diversión junto a su madre y el esposo de ésta, Martin Jørgensen

por hola.com

Los príncipes Nicolás y Félix de Dinamarca se convirtieron por un día y por una buena causa en dos intrépidos aventureros. Y es que los hijos del príncipe Joaquín y su ex mujer, la condesa Alejandra, disfrutaron junto a otros niños de una jornada de actividades infantiles, que se celebraron el pasado domingo desde las once de la mañana hasta las cinco de la tarde en una escuela de Vedbæk, al norte de Copenhague. 


VER GALERÍA


Acompañados por su madre y el esposo de ésta, Martin Jørgensen, los niños se lo pasaron en grande con las atracciones que se instalaron y el concierto que se ofreció al aire libre. Las actividades estaban organizadas por Kids for kids, un fondo benéfico que impulsa los valores de la humanidad y el voluntariado y a cuya junta directiva pertenece el marido de la condesa Alejandra (es dueño de la productora de cine Dos + y socio del Grupo Red Star de entretenimiento, programación y redes). 


VER GALERÍA


Demostrando que no le tienen miedo al peligro, los hermanos no dudaron en escalar una pared ante las atentas miradas de su madre y de Martin. Pero eso sí, protegidos por arneses de seguridad. Los jóvenes príncipes también probaron otras de las atracciones del Kids for kids. Así, el mayor no dudó en subirse al toro mecánico mientras el pequeño probaba suerte con la caña pescando chocolatinas y regalos en un castillo hinchable. Pero a pesar de sus esfuerzos, Nicolás acabó lanzado por el aire y cayendo en la colchoneta, entre los aplausos y las risas de su madre y de Martin


VER GALERÍA


El fondo, cuyo propósito es ayudar a los niños necesitados en África a través de Médicos Sin Fronteras, organiza desde el año 2005 un evento como este para animar a los niños a ayudar a otros niños. En declaraciones a una televisión danesa, Martin Jørgensen declaró: “La caridad empieza en casa. Explicamos a los niños lo que está sucediendo en el mundo, y cuando tenemos eventos como este les explicamos por qué nos encontramos aquí y lo que significa. Son dos niños con suerte. Ellos son conscientes de ello y y quieren ayudar en todo lo que puedan.”

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie