El príncipe Joaquín y la princesa Marie, con su pequeño, de vuelta a casa

La pareja presentó a la prensa a su primer hijo en común al abandonar el hospital

por hola.com

Ya le ponemos cara al primer hijo del príncipe Joaquín y la princesa Marie de Dinamarca. Nombre, todavía no -será en su bautizo cuando lo darán a conocer-, pero rostro ya sí. Poco a poco. Los orgullosos papás cumplieron con la tradición de dejar fotografiar al niño a la prensa al abandonar las instalaciones sanitarias, tres días después del nacimiento del pequeño.

La [princesa Marie] dejó por la mañana el Hospital del Reino en Copenhague, con su hijo en brazos y acompañada por su esposo, el [príncipe Joaquín]. "Podéis ver cómo resplandece la madre. Eso lo dice todo", afirmó el segundo hijo de la [reina Margarita] a la salida del centro médico. A continuación, la familia recién ampliada puso rumbo al palacio de Amalienborg, donde residirán un par de días antes de regresar a su casa en el castillo de Schackenborg, al sur del país, donde tienen su residencia.

Han recibido numerosas visitas durante su estancia en el hospital: de los abuelos paternos y maternos, de los tíos, de los hermanos, así como de amigos próximos de la pareja, que se casó el pasado 24 de mayo en la iglesia de Møgeltønder, al sur de Dinamarca. Un año después, como regalo de primer aniversario, ha llegado su primer hijo en común.

Nació el pasado día 4, pesó 3,032 kilogramos y midió 49 centímetros. Es el tercer hijo del príncipe Joaquín, de 39 años, tras los príncipes Nicolás y Félix, de 9 y 6 años respectivamente, fruto de un anterior matrimonio con la condesa Alejandra. El recién nacido ocupa el séptimo lugar en la lista de sucesión al trono danés, que encabeza el príncipe Federico, hijo mayor de la soberana danesa, seguido por sus hijos, los príncipes Christian e Isabella, por el propio príncipe Joaquín y por los dos primeros hijos de éste. Los retratos oficiales del niño serán en breve.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie