Los primeros gestos maternales y las primeras molestias por el embarazo de la princesa Marie en Rusia

La esposa del príncipe Joaquín, que acarició su incipiente redondeado vientre en varias ocasiones durante su visita, se ausentó de uno de los actos programados por una indisposición propia de su estado

por hola.com

Hay veces que no hacen falta las palabras, que los gestos ya lo dicen todo. Se bastan por sí solos para proveer de mensaje a los silencios, como las señales de felicidad ante la futura llegada de un nuevo miembro a la familia que la princesa Marie emitió durante su visita oficial de cinco días a Rusia, en la que acompañaba a su esposo, el príncipe Joaquín de Dinamarca. El primer viaje al extranjero de este tipo que realizan juntos para estrechar los lazos económicos y culturales entre ambos países, y su primera aparición conjunta en público tras el anuncio la semana pasada del nacimiento de su primer hijo común para el próximo mayo.

Nada más aterrizar los Príncipes desplegaron las primeras manifestaciones del feliz momento que atraviesan: la pareja se mostró radiante y de muy buen humor ante los medios. "Yo ya estoy acostumbrado a esto, pero ella todavía está en prácticas", dijo entre risas el príncipe Joaquín a su llegada al aeropuerto de Yekaterimburgo, primera parada de la visita. La princesa Marie compensó los silencios acerca de su embarazo obsequiando durante su viaje con las primeras imágenes maternales. Fotos en las que comienza a notarse el incipiente redondeado vientre de la Princesa, que no pudo evitar acariciar en varias ocasiones.

"Vengo solo porque la Princesa tiene las típicas molestias"
El estado de buena esperanza de la Princesa no le ha mermado fuerzas para seguir desempeñando puntualmente su agenda. No en vano, éste es el segundo viaje oficial que realiza en una semana, tras uno en solitario a Marruecos. De manera que cumplió durante su estancia en Rusia con una maratoniana primera jornada en la que la princesa Marie visitó una iglesia bizantina, como manda la tradición con la cabeza cubierta, y el lugar donde el último zar, Nicolás II, y su familia fueron ajusticiados durante la Revolución Rusa. La pareja tuvo tiempo también de acercarse a una exclusiva tienda de Bang&Oluffsen -la firma danesa de equipos de alta fidelidad-, abrir una oficina comercial danesa y una exposición sobre la vida de la zarina Maria Fiodorovna -de origen danés, esposa de Alejandro III y madre de Nicolás II-. El programa del día se cerró con un espectáculo de moda en un hotel de la ciudad.

No obstante, un apretado programa -fijado semanas antes de que se conociera su embarazo- le ha pasado factura a la Princesa, que se ausentó por una indisposición propia de su estado a la cena organizada por el Embajador danés en Moscú para toda la comunidad danesa, como cierre a su segunda jornada en la capital rusa. "Vengo solo porque la Princesa no se encuentra bien del todo", declaró Joaquín a su llegada a la recepción. "Pero no hay nada dramático en ello, y para subrayarlo, su dama de honor está aquí esta noche en la cena. La Princesa se encuentra con molestias tanto por las noches como por las mañanas. No hay nada más y si los periódicos hacen una historia grande de esto, alucino", añadió. Entre los invitados a la cena estuvo el danés más ilustre que reside en Rusia en la actualidad, el ex jugador del Real Madrid y del Barcelona Michael Laudrup, entrenador ahora del Spartak de Moscú. La indisposición ha sido puntual y no ha impedido que la princesa Marie cumpliera con el resto de su agenda.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie