El príncipe Christian de Dinamarca, en su primera cacería real

por hola.com

Cada familia tiene sus costumbres y tradiciones. Para la [Familia Real danesa], la caza es una de esas prácticas que transmiten de generación en generación. El último adiestrado en este deporte ha sido el pequeño príncipe Christian, que asistió a su primera cacería real en la que tomaron parte su padre, el [príncipe Federico], y su abuelo paterno, el príncipe Henrik, grandes aficionados. Los miembros reales daneses salieron de montería, en los bosques de Grib, próximos al castillo de Fredensborg, junto a otros tantos cazadores y sus esposas, para disfrutar de una fascinante jornada de caza mayor, con corzos y gamos como principales piezas.

Momentos en familia
El pequeño llegó al Castillo de Fredensborg con su madre, la [princesa Mary], después de visitar el Museo Nacional de Arte y almorzar con las mujeres que no tomaron parte en esta cacería. Con la llegada del niño se sucedieron entrañables escenas familiares: del Heredero a la Corona llevando sobre sus hombros a su primogénito y del feliz abuelo paterno hablando de este deporte al niño que seguro que él también practicará cuando sea más mayor. Mientras, la reina Margarita de Dinamarca caminaba junto a la princesa Mary, muy elegante, como suele ser habitual en ella.

Reinó muy buen ambiente durante toda la jornada. Por el triunfo deportivo y, en parte, también porque la [Familia Real danesa] está de enhorabuena, pues la próxima primavera el príncipe Joaquín contraerá matrimonio con su prometida, la financiera francesa Marie Cavallier, los grandes ausentes de esta cacería real.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie