La Casa Real danesa anuncia el compromiso del príncipe Joaquín y Marie Cavallier

por hola.com

Los presagios de este verano de los medios de comunicación daneses acerca de un inminente anuncio de compromiso entre el príncipe Joaquín y su novia, Marie Cavallier, se han cumplido hoy. La Casa Real ha hecho públicos esta mañana, minutos antes de las 10:30, los planes de boda para la próxima primavera de la pareja con un breve comunicado que reza así:

Su Alteza Real el príncipe Joaquín se compromete con la señorita Marie Cavallier

Amalienborg, miércoles 3 de octubre, 2007

Su Majestad la Reina de Dinamarca y su Alteza Real el Príncipe Consorte tienen el placer de anunciar el compromiso de su hijo Su Alteza Real el príncipe Joaquín con la señorita Marie Cavallier.

Hoy, miércoles 3 de octubre de 2007, el Concilio del Estado ha sido reunido en el Castillo de Christiansborg, presidido por Su Majestad la Reina. Bajo la sumisión del Primer Ministro y de acuerdo con el Acto de Sucesión de 1953, Su Majestad dio su consentimiento al casamiento de Su Alteza Real el príncipe Joaquín y la señorita Marie Cavallier. La boda se celebrará en la primavera de 2008. Después del matrimonio, la señorita Cavallier asumirá el título de Su Alteza Real la princesa Marie.

La señorita Marie Cavallier es una ciudadana francés y pertenece a la Iglesia Católica romana. Es su deseo convertirse en miembro de la Iglesia Evangélico-Luterana de Dinamarca en relación con su futuro matrimonio. La señorita Cavallier también desea recibir la ciudadanía danesa y, de esta manera, renunciar a su ciudadanía francesa.

Ove Ullerup

Lord Chambelán


Además de la fecha del enlace y del título real que corresponderá a la prometida tras la boda, el comunicado hace referencia a las dos grandes renuncias, de fe y nacionalildad, que ha aceptado Marie Cavallier al comprometerse con el segundo hijo de la reina Margarita. También su futura cuñada, la [princesa Mary], que se crió en la fe presbiteriana, debió convertirse al rito evangélico luterano, que es el practicado por la [Familia Real de Dinamarca], para casarse con el [príncipe Federico]. De la misma forma, el actual príncipe consorte Henrik tuvo que abandonar la religión católica para casarse con la entonces princesa heredera Margarita. Y, al igual que Marie Cavallier, la Heredera tuvo que renunciar a la nacionalidad, en su caso, la australiana y británica.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie