'La confianza es sagrada en un matrimonio y un divorcio sería inimaginable'

por hola.com

Le resulta difícil imaginar en qué condiciones desarrollará su futuro papel, cree que irán surgiendo a medida que pase el tiempo. Todo empezará como un rompecabezas que irá conformando la imagen de la Princesa heredera. 'Princesa heredera... cuando me refiero a mí misma con ese nombre es como si no acabara de tratarse de mí. Es un título, pero lo que subyace tras ese título es lo principal. (...) Aún no he encontrado su esencia'. Mary ha pensado mucho en su futuro papel y cuenta para ello con gente que la guía. Ya ha dado muestras de estar interesada en varios campos de acción que encuentra particularmente atractivos y estimulantes y en los que le gustaría involucrarse.

Mary considera que su labor fundamental como Princesa heredera estribará en ser la mejor compañera para Federico, construir una familia fuerte y representar a Dinamarca, pero, ante todo, conocer al pueblo danés. El apoyo que éste siempre le ha prestado, desde el primer día que salió al balcón, le ha hecho sentirse aceptada. Es un punto de partida positivo a partir del que construir su futuro.

Se han prometido esforzarse
Quiere ser un apoyo leal y cariñoso para Federico, su íntima en todos los aspectos; y aportarle ideas para que ambos puedan trabajar juntos en la labor que comparten. Él sabe que puede confiar plenamente en ella, y ella cree poder abrirle los ojos a nuevas ideas y propuestas y animarle a investigar nuevas posibilidades.

Para ellos un divorcio sería inimaginable; sabe que forman una buena pareja y está dispuesta a salvar cuantos obstáculos se presenten. No permiten que los problemas crezcan sin enfrentarse a ellos, no dejan que surja una distancia entre ambos. Los dos saben que hay que trabajar constantemente por una relación y hablan muy abiertamente y se respetan mutuamente. Se dejan espacio el uno a otro, cada uno tiene sus metas. Se complementan el uno al otro. También tienen claro que para la monarquía es muy importante que no se produzca un divorcio. Mary siente con todo el corazón que ese momento nunca les llegará a ellos. Y se han prometido esforzarse.

Mary no aceptaría una infidelidad en su matrimonio. Una relación se basa en la confianza, y si esa confianza se rompe... es muy difícil recuperarla. 'La confianza es sagrada en un matrimonio. Es un compromiso y uno de los pilares de nuestra sociedad. Para poder funcionar como pareja es necesario tener una confianza plena en la otra persona. Así es en nuestra sociedad; en otras es diferente. Y así es para mí.'

Mary cree que es posible encontrar el gran amor varias veces, porque la vida no siempre nos da las cartas que deseamos. Pero encontrar el segundo amor requiere mucha fuerza. No le quita nada al primero. Vuelve a ser amor, simplemente otro distinto.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie