La historia de amor jamás contada

por hola.com

El pectoral suave de Federico
"Bailamos todos. También Federico y Mary. Incluso el príncipe Joaquín, hermano de Federico"... Y, después, Mary -continúa Beatrice- propuso que continuara la fiesta en el nuevo local de moda de Sydney, The Establishment, situado a 200 metros del hotel donde estaban hospedados. Era algo típico en ella. Siempre le gustaron los locales de moda. No obstante, como eran las tres de la madrugada nos retiramos todos menos Mary, Federico y Bruno que decidieron continuar de celebración en el Q-bar... Pero esa noche no se fueron a dormir juntos. Eso no era algo normal en Mary" .
"Durante estos encuentros, añade Beatrice, reinó siempre la informalidad así que, por ejemplo, durante la primera cena en el Slip Inn, Federico nos contó que, después de los Juegos Olímpicos, iba a recorrer Australia con su hermano Joaquín en un jeep... Mientras nos contaba sus planes, el Príncipe ofrecía todo el tiempo cigarrillos y decía que el tabaco danés era el mejor del mundo... Recuerdo, también, que, en un momento, durante el transcurso de la noche, las chicas discutimos sobre si era mejor o peor que los hombres tuvieran pelo en el pecho... Como hacía buena temperatura y no llevaban demasiada ropa, me dieron permiso para meter la mano bajo sus camisas y tocar los pectorales. El príncipe Nicolás tenía mucho vello en el pecho. El de Federico no tenía pelo y era suave".

"Agarrados de la mano"
"Cuando Federico volvió por primera vez a Australia después de los JJOO para celebrar el día de San Valentín con Mary me los encontré cogidos de la mano en el club nocturno The Establishment. Federico se acercó a mí, me dio la mano y dijo: ‘Es gracias a ti que Mary y yo estamos juntos’. Le agradecí su comentario, pero añadí que había tenido mucho más que ver el destino que yo".
La relación entre Mary y Federico avanzó a pasos agigantados, aunque nadie de los presentes se imaginó que aquel "romance" podía acabar en boda; tampoco que consiguieran mantenerlo en secreto durante tanto tiempo".

De hecho, y según las palabras de Beatrice, "durante el primer año voló cinco veces en secreto para verla. Estuvieron, entre otros muchos lugares, en Tasmania, el lugar donde viven las hermanas de Mary; Jervis Bayen, la Costa Sur de Nueva Gales del Sur. Un maravilloso lugar donde pudieron hacer inmersión en la bahía y disfrutar de los juegos de las ballenas y de los delfines que pueblan esas costas...y Port Douglas, en la costa norte de Queensland (uno de los lugares más exclusivos del mundo y, también, uno de los destinos preferidos de los Clinton).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie